Cultura

La Tía Norica, a la espera de conocer su papel definitivo en el Teatro Cómico

  • Aún no se sabe la implicación de la compañía de títeres en el actualmente llamado Teatro Cómico de Títeres La Tía Norica · El proyecto conocido como Teatro Estable de la Tía Norica arrancó en 2005

El proyecto que desde 2005 se ha venido conociendo como el Teatro Estable de Títeres La Tía Norica se convirtió en realidad el pasado fin de semana cuando sus puertas se abrieron a la ciudadanía durante la Noche de los Museos como Teatro Cómico de Títeres La Tía Norica. Las mutaciones persiguen el sino de este coliseo que para su presentación oficial cambia de nomenclatura. Aún no se sabe si cambiará también su objetivo primitivo, acoger de manera estable y permanente a la compañía La Tía Norica. Por ahora, el director de la formación titiritera, Pepe Bablé, se encuentra "a la espera" de conocer "cómo, de qué manera y en qué condiciones" la compañía se integrará en el día a día del nuevo teatro.

"Nosotros estamos muy contentos con que Cádiz tenga un nuevo espacio escénico. Nosotros y yo, en particular, como gaditano y como hombre de teatro. Ahora, si finalmente se nos ofrece el teatro como nuestra sede pues sólo deseo estar a la altura de esa confianza que se depositaría en nosotros, pero, por ahora, no te puedo decir nada más porque no se ha hablado de las condiciones ni de la manera en la que se podría llevar a cabo todo esto", asegura Bablé que se muestra compresivo y entiende que "tampoco queremos nosotros como compañía capitalizar el nuevo espacio escénico de la ciudad a la que, efectivamente, le hacía falta este coliseo".

Con esta "capitalización" Bablé se refiere al amplio espacio y diferentes necesidades que requeriría la casi bicentenaria compañía de títeres que dirige. La Tía Norica necesita de un lugar donde seguir construyendo sus enseres, ensayar y montar las distintas obras. "Tener el teatro sería maravilloso pero, claro, ¿es posible que lo tengamos exclusivamente a nuestra disposición? A lo mejor no es rentable o no puede ser... Ya digo, si es así para nosotros sería un orgullo", explica el director razonable y comprensivo con cualquiera de las decisiones que se tome al respecto.

Actualmente, la compañía de títeres La Tía Norica tiene su sede en una de las salas del Baluarte de la Candelaria, en la que trabajan y exhiben las obras al público desde hace años. Y aunque todos los útiles y materiales de La Tía Norica están en la fortificación gaditana, es cierto que el nuevo retablo, construido recientemente, ya está colocado en el escenario del Teatro Cómico de Títeres La Tía Norica.

Según ha podido saber este periódico, existe una propuesta que se presentó al Ayuntamiento de Cádiz cuyo contenido se centra en un uso compartido de las instalaciones de la nueva infraestructura. Durante unos meses el teatro tendría una programación abierta (como cualquier otro coliseo de la ciudad) y en otro periodo el edificio se destinaría para uso exclusivo de la compañía. El Consistorio aún no se ha pronunciado sobre esta oferta.

Sin embargo, la alcaldesa de la ciudad, Teófila Martínez, sí adelantó durante la jornada de puertas abiertas del teatro que los detalles de la programación se conocerán después de este verano. El Teatro Cómico de Títeres La Tía Norica tiene una capacidad para unas 342 personas (214 asientos en el patio de butacas y 128 localidades en anfiteatro) y un escenario de estructura desmontable con unas dimensiones de 12x8 metros. Un teatro bonito, tal y como pudieron contemplar las más de 800 personas que se acercaron al Cómico en su jornada de puertas abiertas. Un teatro hermoso que miramos con ojo, seguro que inexperto, ya que en un primer vistazo nos puede parecer que tiene una capacidad demasiado grande y un escenario algo pequeño para los espectáculos de títeres. Aunque esta gran capacidad lo puede hacer versátil y agradecido para acoger otros espectáculos teatrales, de danza y música.

El proyecto del entonces llamado Teatro Estable de Títeres de la Tía Norica se inició en noviembre de 2005 y, desde entonces, ha sufrido numerosas modificaciones y parones que le hicieron acumular un importante retraso en su inauguración y un incremento en sus costes. Una y otra circunstancias se debieron, en buena parte, a la aparición en el solar (en el que se levantaba el antiguo Teatro Cómico) de importantes restos arqueológicos primero romanos y después pertenecientes a la etapa fenicia. Finalmente, el Teatro ha necesitado una inversión de algo más de ocho millones de euros, dos de ellos destinados a los trabajos arqueológicos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios