Cultura

Smiling Bulldogs, mañana en la Supersonic

  • Los jerezanos regresan a Cádiz un año después de presentar su disco 'Whisky & Soda'

A pesar de que hacía mucho que no me daba por escuchar blues y rock de corte setentero, cuando el año pasado me hicieron llegar (gracias) el disco debut de Smiling Bulldogs, Whisky & Soda, no tuve más remedio que rendirme a una evidencia: es un discazo, desde el primer hasta el último corte; una de esas extrañas colecciones de canciones de tres minutos que te dejan con la boca abierta aunque tus gustos musicales, con el paso del tiempo, hayan cambiado (para bien y para mal).

El flechazo fue además instantáneo. Sólo escuchar la voz de Miguel Jiman entrando como un trolebús en el primer corte del disco, Move On, dejé lo que estaba haciendo y me puse a pasear la carátula del disco compacto entre mis allegados berreando: "Madre mía, ¡escuchad a este hombre!".

Ha pasado un año desde aquel momento de histeria adolescente y me alegra saber que Whisky & Soda ha sido elegido segundo mejor disco del año dentro de la categoría "nueva banda" por la excelsa Rockdelux; que Smiling Bulldogs suenan en todos lados y que siguen siendo unos tipos igual de majos y honestos con lo que hacen.

Porque aunque uno pueda identificar fácilmente en su sonido la presencia de The Doors, The Rolling Stones, The Black Crowes o incluso Skip James, lo cierto es que todo en ellos es absolutamente original, genuino, lo que los aleja de cualquier forma de mero revival. Simplemente expresan, con un talento descomunal, la música que les gusta, una tendencia estética que sólo tiene sentido cuando se expresa de una forma cabal y sincera.

Mañana sábado en la sala Supersonic de Cádiz, a partir de las once y media de la noche, además de repasar las canciones que integran el disco que les ha dado un nombre dentro de la escena rockera española, los jerezanos presentarán algunos de los nuevos temas que terminarán dando forma a su nuevo trabajo. Todo un lujo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios