Cultura

Rafael Ortiz. Con mayúsculas

  • El espacio abierto por el galerista hace veinticinco años ha llegado a convertirse en un punto de referencia para la actualidad plástica de toda Andalucía

Melchor Ortiz, el padre de Rafael, abrió a finales de mayo de 1974 una galería de Arte en aquella Sevilla que ya había contado con la experiencia esclarecedora de la Pasarela, y cuando Juana de Aizpuru también había comenzado su andadura. Después de un tiempo sin mucha trascendencia y con la pintura sevillana más tradicional como centro de interés, Rafael Ortiz toma los mandos del espacio fundado por su padre en la Plaza de Santa Cruz. Con él, la galería dio las verdaderas medidas de sus posibilidades en torno a la contemporaneidad. Se mantuvieron los nombres de auténtica calidad, Miguel Pérez Aguilera, José Luis Mauri, Santiago del Campo, por citar algunos, que vuelven a exponer su obra; pero, al mismo tiempo, se da entrada a una serie de artistas jóvenes, Rafael Zapatero, Pedro Simón, Antonio Sosa, Patricio Cabrera o José María Báez, entre otros, que serán el germen de la nueva andadura, y los artistas de la nueva galería, que abre Rafael Ortiz, en 1984, en la calle Mármoles.

Galería Rafael Ortiz. Monasterio de San Clemente. Sevilla

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios