Cultura

Pudo evitarse

Drama, Argentina-España, 2013, 97 min. Dirección: Jorge Algora. Intérpretes: Federico Luppi, Darío Grandinetti, Mabel Rivera.

Desde Argentina y con dinero y pretexto gallego, apenas justificado en un prólogo a cámara lenta que nada tiene que ver con el resto de la película, esta Inevitable pretende ser, en principio, un drama romántico a dos bandas: por un lado, la historia de un cincuentón en plena crisis personal y laboral (Grandinetti) que se enamora de una atractiva y excéntrica (sic) artista; por otro, la mujer de nuestro protagonista, psicóloga de profesión, trata en su diván a la madre de la artista, marcada por el recuerdo de una relación platónica en su pasado gallego. Entre medias, el protagonista de aquel amago de romance en Santiago de Compostela, un escritor anciano y ciego (Luppi haciendo de Luppi) que se sienta a diario en un banco del parque a dar conversación a quien se le acerque, detonante final de la (tan gratuita como imprevisible) tragedia. El funambulismo caprichoso y suicida del guión de Héctor Carré y Jorge Algora, director de la cinta, no se queda en este absurdo entrelazado montado a salto de mata y sin sentido del ritmo o la alternancia algunos; se atreve también con salidas de tono cómico y patéticas escenas de persecución y disfraz que hacen imposible tomarse en serio una cinta que no sabe si quiere ser una comedia de enredo o un dramón sobre las pasiones, la crisis y la locura de amor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios