Cultura

Perera corta cuatro orejas y conquista la plaza de Valladolid

  • José María Manzanares pasea una oreja y El Juli pierde el trofeo por la espada

Miguel Ángel Perera conquistóde nuevo la plaza de toros de Valladolid y cuajó una completísima tarde cortando cuatro orejas y cuajando tanto al toro incierto y complicado, como al buen sexto, en una de sus mejores faenas de la temporada. El animal llegó a la muleta protestando, tomando bien el primer muletazo, parándose en el segundo y buscando al torero en el tercero. Perera se fue imponiendo poco a poco.Incluso en un natural el toro le dio una voltereta, sin consecuencias, aunque el torero no se amilanó y sacó seguidamente una templadísima tanda por el pitón derecho. Tras una estocada desprendida, obtuvo las dos orejas.

La apoteósis llegó con el sexto. La faena de muleta fue prácticamente perfecta, llevando al toro por bajo, sometiéndolo en tandas de hasta ocho y nueve muletazos, rematados con soberbios pases de pecho de pitón a rabo. Todo le salió perfecto al extremeño, que toreó con muchísima profundidad, encaje y hondura.Tras un pinchazo dejó una estocada entera y cortó las dos orejas y el toro fue muy ovacionado en el arrastre.

También obtuvo un apéndice del quinto Manzanares, un toro mansito en los primeros tercios pero manejable en la muleta. Su primero resultó muy manso.

El que abrió plaza fue un toro que apenas dio ninguna opción, desrazado y cabeceando, siempre a la defensiva. El Juli estuvo muy por encima de esas condiciones. El cuarto resultó desrazado y el madrileño volvió a dar su mejor versión, técnico y seguro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios