Exposición Las dos naturalezas de Pepe Palacios

  • El artista expone en Espacio Uno de San Fernando la vertiente viva y muerta de nuestro entorno natural

Pepe Palacios en Espacio Uno. Pepe Palacios en Espacio Uno.

Pepe Palacios en Espacio Uno.

Comentarios 0

Lo grande y lo pequeño, los bello y lo menos bello, lo alto y lo bajo, la vida y la muerte. La contraposición es lo que, en definitiva, propone el pintor Pepe Palacios en su exposición Naturaleza viva, naturaleza muerta, que exhibe en Espacio Uno, situada en San Fernando. Una muestra en la que despliega pictóricamente y en dos proyectos distintos los motivos que inspiran su obra, el motor de su universo pictórico: la naturaleza en todas sus vertientes.

“En esta exposición llevo mis dos proyectos, el de paisajes de dunas, playas, marismas de la zona y paisajes de bosques y, por otra parte, mi proyecto de troncos para representar a la naturaleza muerta”, explica el pintor gaditano. Precisamente esta segunda parte, la de naturaleza muerta, la ha materializado a base de troncos de árboles que muestra en la sala a modo de instalación, y que termina de brindar todo el sentido a esta exposición de contraposiciones de la naturaleza. Así, en una parte del espacio pueden verse trozos de troncos secos y muertos y “en pequeñas botellas”.

Una instalación, la de los troncos, que además se presenta como una novedad dentro de este proyecto, pues hasta el momento Pepe Palacios ha trabajado la faceta inerte de dicha naturaleza “a través del papel y el carbón, pintando con lo que vulgarmente llaman carboncillo y que no deja de ser el origen de mi pintura”. Y se explica, “porque cuando el trozo de tronco muerto se quema nos sirve de nuevo para hacer carbón y seguir pintando”.

Es de este modo como con su obra entra de lleno en el ciclo de la naturaleza, con estos troncos secos y otras treinta piezas pictóricas realizadas en óleo sobre madera y sobre papel.

Toda una serie de paisajes tomados de nuestro propio entorno, de la provincia gaditana, pero desprovistos en su mayoría de cualquier elemento arquitectónico y urbano que los identifique. Naturaleza pura y dura “que es la base de mi energía, la que obtengo en el silencio de las cosas que me rodean y que me hablan, y me responden con colores, olores... Y todo esto que siento resurge en la intimidad de mi estudio”, desgrana.

El resultado es una obra figurativa, que el propio Palacios asume como “ una insinuación, no me gusta pintar directamente lo que veo, sino que insinúo a través de manchas, porque para pintar exactamente lo mismo ya está la fotografía”.

Entre sus proyectos, aparte de esta muestra que podrá verse hasta final de mes en la sala de Alfonso Arenas, también figura la colaboración con un escritor de ilustraciones para cuentos de adultos, aparte de participar con la donación de un cuadro en la subasta solidaria que se pone en marcha este viernes en el Centro de la Mujer de Cádiz para recaudar fondos que serán destinados a la Asociación Gaditana de Espina Bífida e Hidrocefalia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios