Arqueología

Patrimonio desaconseja mostrar en el patio el muro de la casa medieval

  • La comisión provincial permite que queden bajo tierra los restos de Barrocal que la propiedad proyectaba exponer en el edificio

  • Las obras afrontan ahora el cordón perimetral de seguridad

Una imagen del solar de Barrocal. Una imagen del solar de Barrocal.

Una imagen del solar de Barrocal. / Joaquín Hernández Kiki

Comentarios 5

El proyecto de desmontar parte del muro de la casa medieval hallada en Barrocal, para ser expuesto en el patio de la futura edificación, no saldrá finalmente adelante. La primera intención de los propietarios no ha sido la aconsejada por la Comisión Provincial de Patrimonio, que en su última reunión del pasado 6 de febrero emitió un dictamen proponiendo “la conservación enterrada de las estructuras arqueológicas localizadas, bajo la cimentación del nuevo edificio, como reserva arqueológica para las generaciones futuras”. De hecho, el muro se encuentra ya tapado. Las obras de la futura construcción, mientras tanto, seguirán de momento adelante con los trabajos de cimentación de la grúa y con el refuerzo del cordón perimetral de seguridad.

Este último dictamen de la comisión provincial, que completa el informe preliminar y que se ha elaborado a instancia de la cooperativa propietaria del solar, reconoce la importancia histórica del hallazgo, aunque pone en duda su interés museístico: “Si desde el punto de vista de la investigación científica los restos son muy importantes para el inicio del conocimiento arqueológico del Cádiz musulmán, el interés para su musealización es muy relativo, ya que difícilmente podría explicarse su pertenencia a una estructura concreta y su funcionalidad, de ahí que su conservación enterrada sea una opción posible y aconsejable dentro de las posibilidades de mantenimiento de los restos localizados”.

Por eso, en sus conclusiones, la comisión no aconseja que una parte de los restos encontrados en el solar, en concreto uno de los muros, permanezca visible en el patio de la nueva vivienda, tal y como propuso la propiedad, sino que recomienda que queden enterrados “con una única finalidad de protección y salvaguarda para las generaciones venideras”.

Fuentes de la cooperativa de propietarios confirmaron ayer a este periódico que no se expondrá el resto del muro que ya había sido catalogado y numerado, y que permanecerá tapado bajo la cimentación del nuevo edificio, y que las obras avanzan ahora en la cimentación del lugar donde se colocará la grúa y en la construcción de un cordón perimetral de seguridad.

Precisamente el Ayuntamiento de Cádiz, una vez conocido el dictamen de la comisión, ha enviado a la cooperativa un escrito para que se adopten “de inmediato cuantas medidas de seguridad extraordinarias sean necesarias” para la estabilidad de los edificios colindantes.

Y es que, como recuerda el dictamen de la Comisión de Patrimonio, el informe arqueológico de este solar aún no está completo, puesto que falta el documento que hace referencia a los restos encontrados en el acceso al solar. Este hecho, a tenor de la conclusión del dictamen, se ha convertido en una prudente puerta abierta para que una acción política posterior decida conservar el yacimiento: “Dado que la información arqueológica presentada hasta este momento no es completa, ya que la investigación está en curso (...), de esta forma podrá resolverse sobre la procedencia del informe preliminar así como en su caso resolver la finalización de los trabajos, y establecer las medidas cautelares definitivas a tomar en función de los hallazgos. Entretanto, los restos localizados deberán mantenerse inalterados con las medidas de protección necesarias”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios