Cultura

Patrimonio Flamenco continúa con 'La risa que se desangra' de Anabel Rivera en el Falla

La cantaora Anabel Rivera.

La cantaora Anabel Rivera. / Pradotti

Con las entradas agotadas y con el aval de un éxito previo en la Sala Central Lechera, la cantaora Anabel Rivera debuta con una propuesta propia, La risa que se desangra, en el Gran Teatro Falla este 6 de noviembre, dentro del ciclo Patrimonio Flamenco.

La propuesta, que vira entre el flamenco y el Carnaval , se tiene que ajustar esta vez a las dimensiones del coliseo de la plaza Fragela, ofreciéndole a la intérprete muchas más posibilidades que las que disponía en el estreno de la propuesta los pasados 9 y 10 de abril en la sala de la plaza Argüelles.

“Canto las dos coplas de Cádiz, las que han tejido, realmente, mi vida”, reflexionaba entonces esta gaditana criada entre el Mentidero y la Viña que tiene puesta sus fidelidades en ambos mundos.

“A fin y al cabo La risa que se desangra es Cádiz. Cádiz donde nos agarramos a la vida de todas las maneras posibles y siempre con esa alegría que se refleja tanto en nuestra manera de hacer flamenco como carnaval. Que puede parecer un tópico pero es que es la realidad”, relataba la artista que, sin embargo, apostaba por huir de los patrones establecidos en este montaje.

Así, la propuesta no se ciñe al más habitual recital mestizo cuajado de colaboraciones. No. La risa que se desangra es un espectáculo con una dramaturgia donde la acción ocurre de forma natural y donde sus aliados, que los tiene, van apareciendo en función del texto.

Hay que recordar que Rivera ya había coqueteado con su vena interpretativa en su primer espectáculo, Y pa alcahuete mi pañolón, también estrenado en La Lechera.

Con la exposición de La risa que se desangra en el Gran Teatro Falla, la artista da un salto cualitativo en su carrera musical que tocará defender esta noche con su actuación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios