Paco Mir | Actor de Tricicle "Lo mejor de todo es ver que con nuestro humor se ríen tres generaciones juntas”

  • Tras 40 años juntos, Tricicle se despide de los escenarios con su último espectáculo, ‘Hits’, que aglutina lo mejor de su trayectoria

  • Estarán en el Teatro Falla esta noche y mañana

Los miembros de la compañía de teatro gestual Tricicle, en una de sus funciones Los miembros de la compañía de teatro gestual Tricicle, en una de sus funciones

Los miembros de la compañía de teatro gestual Tricicle, en una de sus funciones

–Parece que es la última actuación de Tricicle en Cádiz. ¿Por qué os vais?

–Ya nos toca un poquito. Llevamos mucho tiempo dando vueltas y ahora queremos pasar a la parte de atrás del escenario, que es algo que siempre hemos querido hacer y hacerlo con tranquilidad. Hemos hecho muchas cosas arrancando segundos de nuestras giras y esto nos permitirá estar en otro punto de vista de la profesión que también nos gusta muchísimo.

–¿Qué proyectos tenéis a la vista?

–Proyectos como Tricicle, no. Pero queremos hacer cosas de producción, dirección, etc. De todos modos, como nos queda todavía un año de dar vueltas no tenemos la sensación de estar yéndonos, ni de que va a ser la última vez en Cádiz. Si no, sería muy deprimente.

–Particularmente. ¿Le gustaría repetir en el mundo del cine?

–Mucho. En cine y en televisión, donde también he hecho muchos trabajos. Mi problema es que me gustan demasiadas cosas (ríe).

–¿Cansados del humor o el humor nunca cansa?

–No. Yo creo que un poquito va en el ADN, el que es humorista es humorista siempre y, a veces, como defecto, en el final de la vida artística los humoristas se convierten en pensadores, en filósofos, para decir cosas importantes, cuando el humor ya es de por sí algo muy importante. Tiene mucho valor hacer bien el humor.

–Y en este apartado, ¿qué piensa de los límites del humor?

–Que no deberían existir, evidentemente. Siempre estando a gusto y con sentido común. Pero es que desde los tiempos de los juglares el humor está para romperlo todo, para hacer caer al poderoso, con cualquier imagen de él, sea cual sea. Pero ya no se trata sólo del límite del humor profesional, sino también del límite del humor cotidiano, y esto es peligroso socialmente.

"Desde los tiempos de los juglares el humor está para romperlo todo, para hacer caer al poderoso"

–Hablando de poder, ¿nunca os ha tentado la idea de hacer humor con la política?

–No porque la política es muy de hablar y con lo que nos cuesta a nosotros hacer un sketch, que de repente se mueva porque ha cambiado el viento de la política pues no nos compensa. Con la palabra la política es más fácil.

–Teatro al que vais, teatro en el que está prácticamente todo vendido. Debe ser maravilloso retirarse con este éxito.

–La verdad es que sí. Venimos de Barcelona de estar varios días a tope y la gente nos pregunta cómo es que nos vamos si somos una máquina de hacer dinero. Pero justo nos vamos porque llevamos cuarenta años de hoteles, de viajar, de estar siempre fuera. La gente hace fiestas y tú siempre estás en otro sitio. Nos han contado cómo han criado a nuestros hijos.

–‘Hits’ es un espectáculo resumen de toda una trayectoria.

–Es un resumen, que no es el que a todo el mundo le gustaría porque cada uno tiene sus sketches favoritos. Pero lo que está es buenísimo y el resto está más o menos resumido en unos veinte minutos finales en los que metemos gags sin ningún sentido. Uno detrás de otro y ahí sí que pillamos cosas de todos los espectáculos. Cosas muy comprimidas pero que te dan una idea de todo lo que hemos hecho.

–Un gran final para vuestros seguidores de siempre.

–El espectáculo tiene las dos ventajas, porque los que nos han seguido siempre recuperan la memoria y los que saben poco de nosotros nos descubren. No hace falta ser un triciptólogo para ver el espectáculo, puedes venir virgen y te vas a reír igualmente.

–¿Cómo habéis seleccionado entre tantos sketches?

–Pues ha sido difícil porque podemos tener 12 horas de espectáculo. Hay sketches en los que estamos los tres, que son los más potentes, pero no se pueden hacer siempre por cuestiones de escenografía y vestuario. Y ahí pusimos el truquillo de 40 sketches en la web para que la gente de cada localidad pudiera elegir lo que quiera ver. Así que más o menos configuramos un espectáculo dependiendo del lugar.

–¿Y qué ha decidido el público de Cádiz?

–Pues ha pasado un poco como en las votaciones, como en la demoscopia, que lo que votan unos ha sido votado prácticamente igual en todas partes. Hay algunos hits que todos tienen en la cabeza.

–El Teatro Falla está muy acostumbrado a lidiar con el humor, el de los carnavales. ¿Cómo es la interacción con el público de Cádiz?

–Yo hice la mili en Cádiz así que soy gaditano de segunda residencia. Y bueno, con el público gaditano siempre hemos tenido una estupendísima relación. Nos sentimos muy queridos, por ese punto gamberro que tenemos y tenéis.

"Tenemos ese punto gamberro que tenéis los gaditanos, ese espíritu burlón de buscar la risa"

Ese espíritu burlón de buscar la risa.

–En estos 40 años juntos la convivencia ha debido ser fácil. Sino, imposible, ¿no?

–Nos damos unas largas vacaciones así que cuando nos volvemos a ver en septiembre todo está súper suave. Siempre con respeto y amistad. Nos conocemos más que un matrimonio.

–Echando la vista atrás. ¿Qué es lo que mejor que os lleváis de Tricicle?

–Esta fidelidad del público porque una cosa es llegar a triunfar y otra es llegar a mantenerse tanto tiempo y gustando. Y gustando a los de hace 40 años, a sus hijos y a sus nietos. Y esto es algo realmente bonito, saber que tenemos un humor que no tiene edad. Ver a tres generaciones juntas riendo es algo que nos entusiasma porque significa que no nos hemos anticuado.

–¿Y lo peor?

–Pues alguna esperanza de triunfar en Nueva York, donde no logramos entrar bien y esa espina está clavada.

–¿Aparte de la despedida oficial habrá otra oficiosa?

–Cuando cumplimos 25 años hicimos un gran Slastic –su exitosa obra– con gente famosa. Y quizás cuando acabemos hagamos otro gran espectáculo para divertirnos con nuestros amigos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios