Cultura

Nutrida presencia gaditana en las nominaciones a los Goya

  • Los músicos Riki Rivera y Julio de la Rosa, el actor Jesús Castro y el montador Darío García, entre ellos

El listado de nominados a los premios más relevantes del cine español ha supuesto uno de los mejores regalos de Reyes para varios artistas de nuestra provincia que han visto reconocida su labor con las menciones de la Academia de Cine. El actor vejeriego Jesús Castro (Mejor actor revelación por El Niño); el montador sanluqueño Darío García (Mejor montaje por Paco de Lucía: la búsqueda) y el gaditano José Manuel García Moyano (dos nominaciones por Paco de Lucía: la búsqueda y por La isla mínima); y los músicos Riki Rivera (por mejor canción original, Niño sin miedo) y el jerezano Julio de la Rosa (Mejor música original por La isla mínima) son aspirantes a conseguir uno de los premios Goya de este año, que también rozan a los jerezanos Miguel Serrano (director artístico), Alberto Ruiz (informático) y Alberto Montaje (diseño de personajes) y a la banda de rock gaditana The Electric Alley, todos ellos, participantes en A lonely sun story, nominado a Mejor cortometraje de animación español.

Darío García, natural de Sanlúcar de Barrameda, es uno de los nominados al Goya por el mejor montaje del documental Paco de Lucía: la búsqueda, que su hijo, Curro Sánchez, comenzó a rodar mientras todavía vivía y terminó a título póstumo. El sanluqueño está realmente ilusionado por todo lo que significa, y porque asegura que "no creíamos que la candidatura del documental llegara a ninguna parte. Nos ha subido mucho la moral". Pero la alegría que ayer compartió con su compañero de batalla, el también montador gaditano José Manuel García Moyano, se intensifica cuando piensa en la forma en que se gestó el proyecto, por el varapalo que supuso la muerte de Paco de Lucía, que finalmente supo resolver magistralmente su hijo Curro. "Lo retomó de forma muy inteligente, y mira aquí está el resultado", dice, entre modesto y orgulloso.

En la misma línea se manifiesta José Manuel García Moyano, que podía esperarse la nominación por el montaje de Isla mínima, pero no del documental. "Ha sido toda una sorpresa porque pocas veces es nominado un documental". También está muy feliz por la cantidad de andaluces que van a la gala este año.

Ahora sólo piensa en disfrutar de las nominaciones, como ya lo hizo con todo el reparto de Grupo 7, más que en las opciones de ganar. "Hay un 50 por ciento de posibilidades, pero a ver".

"Levitando, siendo consciente del hueco que hay entre la suela de mis zapatos y el suelo", así se siente el gaditano Riki Rivera, que junto a India Martínez y David Santisteban aspiran a conseguir el Goya a la Mejor canción original por Niño de mis sueños. "Veníamos de un concierto en Logroño en la furgo pero he seguido en streaming por el móvil la rueda de prensa de las nominaciones, y no veas qué bote he pegado cuando han dicho nuestra canción", ríe el compositor, productor y guitarrista gaditano residente en Madrid que, además, toca la sonanta en otro de los temas nominados en esta categoría, No te marches jamás, de Fernando Velázquez para la película Ocho apellidos vascos.

"Esta nominación es ya en sí un premio para nuestra música", se congratula Rivera que tiene claro que lo importante de un premio es "saber qué hacer con él", es decir, "no esperar a que pasen las cosas, un premio es una carta de presentación pero hay que trabajar y moverte para que ocurran cosas", apuesta el joven.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios