Crítica de Cine

'Noir' caribeño a plena luz

vientos de la habana

Cine negro, España-Cuba, 2016, 104 min. Dirección: Félix Viscarret. Guion: F.V. Leonardo Padura, Lucía López Coll. Intérpretes: Jorge Perugorría, Juana Acosta, Yoima Valdés, Mariam Hernández, Pilar Mayo, Vladimir Cruz, Laura Ramos, Carlos Enrique Almirante, Enrique Molina, Alexis Diaz. Cines: Bahía de Cádiz, Bahía Mar, Las Salinas, Odeón.

Vientos de la Habana es la tercera película (Malabana, Regreso a Íthaca) que adapta una novela del popular escritor cubano Leonardo Padura, la primera protagonizada por el que es su personaje de cabecera en una serie de títulos policíacos, el detective Mario Conde, encarnado aquí por un Jorge Perugorría algo amansado.

Félix Viscarret (Bajo las estrellas) la lleva al cine sin rodeos ni relecturas, a saber, recreando en La Habana de finales de los años noventa las atmósferas, tramas y estereotipos propios del género negro en los que Padura se mueve con tanto oficio como una cierta voluntad de retrato social (leve en todo caso) de la decadencia de su país.

Vientos de la Habana funciona así de manera algo mecánica como un noir caribeño a plena luz del día, un filme que busca integrar códigos ajenos y respetar los ambientes y la tipología propias, aunque de la mezcla resulte un producto algo rígido, superficial y mimético, por no decir directamente prisionero de los clichés del género, del retrato del policía taciturno y romántico con veleidades literarias a su amante esquiva, de la banda sonora de aires jazzísticos al sexo sudoroso, del retrato costumbrista de los bajos fondos a las cuitas internas de departamento policial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios