Cultura

El ciclo 'Música en Palacio' ofrece su escenario al mestizaje cultural

  • Los grupos Marujita y Baiäo Brasil serán los encargados de protagonizar los conciertos de la iniciativa 'Diversons' · Los espectáculos tendrán lugar el martes 31 de agosto y el miércoles 1 de septiembre

El ciclo Música en Palacio volverá, un año más, a convertir el Palacio Provincial de Diputación en escenario para albergar la actuación de diversos grupos, que este año tendrán como objetivo el mestizaje cultural. Así lo afirmaron ayer, en la presentación del ciclo, Ana Mosquera, diputada de cultura, Lorenzo Carrión, director de negocios y Manuel Calderón, responsable institucional de La Caixa.

En esta ocasión, el convenio de colaboración con la obra social de La Caixa permite acercar a la ciudad uno de sus proyectos personales, Diversons, música para la integración, que protagonizará el tradicional ciclo Música en Palacio.

Las citas melódicas tendrán lugar los días 31 de agosto y 1 de septiembre, a partir de las diez y media de la noche, en el Palacio Provincial de Diputación, situado en la Plaza de España.

Los encargados de fomentar la interiorización de culturas ajenas, a través de matices raciales que les son propios, con el lenguaje universal de la música como hilo conductor, son el grupo Marujita, cuya actuación tendrá lugar el martes y Baiäo Brasil, que hará lo propio al día siguiente, en el que se pondrá punto y final a la iniciativa.

A pesar de ser un grupo de temprana formación, Marujita, banda barcelonesa encargada de calentar los motores de los súbditos de palacio, ya cuenta con más de treinta actuaciones y con reconocimiento en su ciudad natal, donde son conocidos por la intensidad de sus conciertos.

El hecho de ser un grupo español podría, en principio, restar credibilidad a la promesa de acercar sones de otras tierras, implícita en los rótulos del cartel, sin embargo, esto es sólo en principio.

El motivo, que Marujita se caracteriza por fusionar las visiones y gustos musicales de cada uno de sus componentes, María Benítez al micrófono y Josep Vilagut, guitarrista además de productor, con la batuta.

El resultado, temas en los que el flamenco, los ritmos latinos, el folk americano o el rock andaluz se unen para ofrecer un sonido personal, homogéneo y en el que el hermanamiento con otras nacionalidades hace acto de presencia por si mismo.

No obstante, y para que el mestizaje que se pretende sea puesto de manifiesto abarcando todas las posibilidades, un día después, las mismas tablas serán testigo de la actuación de Baiäo Brasil. El quinteto se caracteriza por su profundo conocimiento de los sonidos folclóricos de su país, a través de los cuales los espectadores serán capaces de hacer un viaje al noroeste del mismo, sin moverse de sus butacas.

El ciclo supone una invitación para disfrutar de las raíces autóctonas de cada grupo a través de un lenguaje común, por lo que la entrada es gratuita, hasta completar el aforo.

El objetivo primordial del proyecto, indicó Ana Mosquera, es fomentar, a través de la música, el intercambio entre las diferentes culturas y tradiciones que conviven en nuestro país.

Un idioma universal que nos acerca, la música; un hermanamiento cultural que llenará, durante dos días, el Palacio Provincial de ritmos que acercan a Cádiz las raíces que mantienen lo autóctono de cada tierra, para evidenciar lo enriquecedor de las diferencias que nos definen, a pesar de que, en ocasiones, creamos que nos separan y una oportunidad para hacernos percibir la diferencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios