Cultura

El Museo Thyssen cree que el Estado tendrá que asumir su déficit

  • Emilio Acevedo, el director gerente, considera que la situación actual se debe a haber perdido el patrocinio de Caja Madrid

Emilio Acevedo, director gerente del Museo Thyssen, anunció que el centro tiene previsto asumir la subida del IVA -que estima rondará alrededor de los 60.000 euros-, por lo que ni las entradas ni los precios de los artículos de la tienda sufrirán alteración alguna .

"Estamos haciendo un sacrificio y un esfuerzo que creemos compensa. Queremos mantener el nivel de audiencia y de interés por el museo", señaló, al tiempo que recordó que en años anteriores el déficit se situó en torno a los tres millones de euros y la pérdida tanto del patrocinio de la Fundación Caja Madrid como de Loterías y Apuestas del Estado hace prever "que a final de año esta cantidad haya aumentado".

Sin embargo, es optimista en cuanto a la cuantía de la cifra final del déficit.

En lo que respecta a las cuentas, el esquema que se verá alterado es el actual de 40-40-20. El Estado se hacía cargo del déficit, que se situaba en torno al 20 por ciento del presupuesto total, y el resto se lo repartían a partes iguales entre el museo y los patrocinios.

"En este momento, el lado de los patrocinios se ha visto considerablemente afectado. Eso implica que nuestra dependencia inmediata de una subvención del Estado va a crecer y va a hacerlo en un momento de dificultades para asumirla", señaló Acevedo.

Desde su llegada al museo hace tres meses, está trabajando en un nuevo modelo de gestión que evite que situaciones como la actual se vuelvan a repetir.

"El objetivo es la autosuficiencia, que como aspiración es deseable, aunque no sé si alcanzable. El museo es capaz de atraer al público tanto con su colección permanente como con las exhibiciones temporales de máxima calidad y de máximo interés de la audiencia. Estas son el principal motor de generar ingresos", precisó.

Importante es también la tienda del museo "que funciona muy bien. Nuestro deseo es que la gente vea la tienda del Thyssen como una de regalos más. No es necesario venir al museo para acceder a comprar", indicó. Este foco, "que se va a potenciar", genera al año unos beneficios en torno a los dos millones de euros.

"En su conjunto vamos a abordar un plan estratégico que tiene que abarcar la optimización de todos estos aspectos como fuentes propias de generación de ingresos", comentó.

El director gerente consideró que ayudar a los museos en momentos de crisis "es invertir en todos los aspectos que hacen que la economía se reactive. Estamos en un desierto y hay que atravesarlo, pero soy optimista".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios