Etnografía

El Museo de Cádiz acoge la copa que ganó el Cádiz al Sevilla en el Trofeo Carranza de 1994

  • Además, el centro de la plaza de Mina también expone diferentes galardones cosechados por el equipo amarillo

El equipo cadista celebra la conquista del Trofeo Carranza en 1994.

El equipo cadista celebra la conquista del Trofeo Carranza en 1994. / Archivo Diario de Cádiz

El Museo de Cádiz , en colaboración con el Cádiz C.F, acoge desde ayer viernes 2 de agosto varios trofeos de la mayor fiesta del Verano gaditano, el Trofeo Carranza.

El Museo, con fuerte arraigo en la cultura de la ciudad y como museo con sección etnográfica, no ha querido desaprovechar la oportunidad de rendir homenaje al Trofeo de los trofeos y exponer una copa histórica, la que ganó el Cádiz al Sevilla en 1994 en concreto.

La copa se expondrá en el patio de Estatutaria Romana y, como complemento a esta exposición, también se expondrá la copa de campeón de Segunda división que se ganó en Chapín en el último ascenso a primera, la de campeón del Grupo IV de Segunda B y quizás el galardón más importante del club cadista, la placa de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo concedido por el Consejo Superior de Deportes.

Además para los más pequeños se ha organizado el juego Un escudo de Museo. El escudo del club de fútbol de Cádiz toma muchos de sus elementos de la propia historia de la ciudad. La relación entre los signos y la Historia siempre va más allá de la imaginación. Este juego sirve para buscar algunos de los elementos que aparecen en el escudo del club.

Esta propuesta se suma a las actividades participativas que se han programado en el Museo de Cádiz para el mes de agosto, donde los visitantes serán los verdaderos protagonistas del centro de la plaza de Mina.

Actividades como el recorrido singular sobre Objetos Arqueológicos No Identificados (O.A.N.I), en la que el visitante se convertirá en detective y deberá descubrir las pruebas y leer en las fichas policiales que identifican a estos objetos, o la actividad Sentarse = SENTir el ARTE. El sillón de Don Manuel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios