Cultura

El Monkey Week se presenta en Cádiz con flores, amor y timbales

  • Los madrileños 'Hola a Todo el Mundo' fueron el aperitivo hippy para la que será gran cita del rock en la provincia

Comentarios 10

Da gusto lo majos que somos. "Este es nuestro último concierto de la gira y en ningún sitio hemos estado tan bien como aquí". Con esta declaración de principios cerraron los madrileños Hola a Todo el Mundo' -el nombre es un homenaje a Wal Whitman- el concierto en la sala Supersonic que suponía la presentación del festival Monkey Week en Cádiz. El Monkey va anunciándose de esa manera, con un 'que vamos, que vamos'. La cita será a partir del 9 de octubre en El Puerto, con un cartel de casi un centenar de grupos, entre ellos los que actuaron en la madrugada de ayer en la Punta de San Felipe, un derroche de sensaciones pastoriles con clamores hippies. Buenísimos en directo, pero con poco repertorio. Hola a Todo el Mundo son unos jóvenes de conservatorio, muy limpios ellos, que cantan piezas deslumbrantes de luz y que incluso se disculpan cuando el guitarreo se sale un poquito de madre ("bueno, esta canción tiene un poquito de distorsión", dijo el cantante ante la ejecución de una cancioncilla que para Sonic Youth hubiera sido el colmo de la formalidad). De modo que los seis músicos, dicho sea con todas las letras, de esos a los que los papás meten en solfeo cuando gatean, convirtieron la sala Supersonic en un remanso de paz. Aquello era San Francisco en chiquitito para un grupo de espectadores que acabaron tarareando odas que no hubieran desdeñado Mamas & The Papas en su más selecto catálogo. Como sacados de un estudio antropológico sobre la canción popular, Hola a Todo el Mundo mostró todo un simposio de instrumentos del más variado origen para acompañar composiciones sencillas, dulces, bonitas en el más amplio sentido de la palabra bonita. No digo más que el cantante llevaba un cascabel en el zapato. Respiran música por cada poro estos virtuosos a los que se les podrá ver en el Monkey el próximo mes de octubre. Eso sí, la fiesta siguió en el Supersionic hasta entrada la madrugada y fue bonito ver a las chicas del grupo, con su atuendo de La casa de la pradera, bailando como locas el Material Girl, de Madonna. Todo muy divertido. 'Que vamos, que vamos', va diciendo el Monkey.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios