Cultura

Manolo Cano vuelve a merodear por los patios gaditanos en 'Fragmentos II'

  • La galería Benot acoge esta tarde la inauguración de la muestra del veterano artista, que exhibe estos sugerentes rincones arquitectónicos de la ciudad tomando como referencia aljibes, suelo o columnas

Manolo Cano Sala Benot Hoy se inaugura a las 20.30 y puede verse de luens a viernes, de 10.00 a 13.30 y de 17.00 a 21.00 y los sábados, de 10.30 a 14.00 horas.

El pintor Manolo Cano se ha dejado embaucar una vez más por los misteriosos entresijos de los patios gaditanos. Por el poder que sobre el viandante, el turista o el propio ciudadano todavía ejercen estos espacios arquitectónicos made in Cádiz. Espacios que vuelve a inmortalizar en su muestra Fragmentos II, que esta tarde a las 20.30 horas se inaugura en la sala Benot.

Con esta exposición, el autor exhibe la segunda parte de la exposición Fragmentos, que también firmó junto a Benot en el año 2006. Un trabajo cuyos primeros pasos se remontan al año 1995, de la mano de la exposición titulada Aljibes, donde el tratamiento del espacio era diferente y globalizado, según ha explicado el autor.

Su vuelta a estos escenarios, a veces luminosos y otras más lúgubres y húmedos -según el rincón de Cádiz donde se cobijen-, lleva a la escena aljibes, tramos de escaleras, de solería o columnas que trasladan al espectador "a lugares perdidos en la noche del tiempo que anida en nuestra memoria", puntualiza.

Éste es uno de los múltiples motivos por los que el pintor natural de Chiclana se siente atraído por estos fragmentos, en los que se detiene desde los bellos versos de José Manuel Caballero Bonald que dicen así: "El tedio lustroso de los mármoles y el vaho humedeciente del aljibe", rememora a lo largo de la entrevista.

Para Manolo Cano, un pintor sin corsé, comprometido única y exclusivamente con su trabajo, dejando atrás estilos inherentes al mismo, los patios gaditanos ha sido una de las constantes que han salpicado algunos momentos de su trayectoria, que ya suma 17 años de andadura profesional.

En este sentido, dice con gran sentido del humor que "hay días que me levanto abstracto y me acuesto rococó". Además, añade, "estamos sujetos a duros momentos de incertidumbre creativa, que yo los llamo los tiempos de la duda, esos tiempos que continuamente vuelven para crearnos inseguridades sobre si lo que estamos haciendo es lo que queremos hacer o si debemos cambiar, renunciar a cosas tal vez más brillantes por otras más necesarias", asevera.

En Fragmentos II, el autor gaditano toma como referencia muchos elementos descuidados de estos patios gaditanos, fragmentos que parecen contemplar en silencio el irremediable paso de los años. Así se vislumbra entre sus sugerentes creaciones, entre las que se pueden contemplar desde los típicos suelos de baldosas desgastadas por el paso de las décadas; las grandiosas y conservadas escaleras de mármol que engrandecen tantas de estas fincas centenarias o tramos de las bellas columnas tan valiosas artísticamente como desapercibidas pasan ante la mirada del vecino o el visitante.

En total, integran la muestra Fragmentos II 32 obras de variado formato realizadas en óleo sobre lienzo, que pueden verse h asta el próximo 24 de abril.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios