Flamenco

Lela Soto gana el Concurso Talento Flamenco de Cantiñas

  • La jerezana se alzó ayer en Cádiz con el certamen     de la Fundación Cristina Heeren

La cantaora Lela Soto, ganadora del Concurso Talento Flamenco de Cante por Cantiñas, con la mecenas Cristina Heeren. La cantaora Lela Soto, ganadora del Concurso Talento Flamenco de Cante por Cantiñas, con la mecenas Cristina Heeren.

La cantaora Lela Soto, ganadora del Concurso Talento Flamenco de Cante por Cantiñas, con la mecenas Cristina Heeren. / Joaquín Hernández Kiki

Un proverbial día de 1955 el padre de Cristina Heeren la sacó una noche del internado donde estudiaba en Londres para ir a ver a Antonio el Bailarín. En el espectáculo, un joven cantaor pasaba desapercibido a los ojos de una niña de 11 años. Pero quiso el destino que unos años más tarde y en una ciudad diferente (1961, Nueva York) aquel joven cantaor se cruzara de nuevo en la vida de la muchacha que celebraba su fiesta de los 18 años. “Él vino a cantar a la fiesta, hablamos, y a partir de entonces se forjó una amistad que ha durado muchísimos años, que duró hasta hace poquitos años, cuando nos dejó esta personalidad del mundo del flamenco... Era Chano, Chano Lobato. Y desde que he llegado a Cádiz no puedo dejar de acordarme de él... Cuando he llegado a esta sala he visto su estatua en la puerta... Ha sido muy emocionante”.

Cristina Heeren, la mecenas más importante del mundo del flamenco cuya Fundación ha cumplido ya más de 20 años en su labor de promoción e impulso de jóvenes valores, no podía inaugurar la noche de manera más emotiva. Una noche “importante”, una noche “especial”, dijo, sobre la gala de ayer en el Centro Municipal de Arte Flamenco de la Merced donde se celebraba la final del Concurso Talento Flamenco de Cante por Cantiñas que conquistó la única cantaora de la noche, la jerezana Lela Soto.

La joven de 25 años, un eslabón sólido de la familia Sordera y estuvo acompañada al toque por Manuel Jero y a las palmas por Diego Valencia y Cantarote, convenció con las cantiñas del Pinini y las alegrías de La Perla a un jurado formado por la cantaora Laura Vital, el guitarrista Paco Cortés, el director de Comunicación de la UCA y exdirector de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, Paco Perujo, el cantaor y asesor del Instituto del Flamenco, Segundo Falcón y la directora académica de la Fundación Cristina Heeren, Pepa Sánchez. Un comité que galardonó su dominio del estilo, además de su donaire y templanza, que fueron muy aplaudidas por el público asistente, con 1.500 euros y una beca de estudios en la Fundación patrocinada por la Fundación Acciona, cuyo representante, Alberto Marina, estuvo presente en la gala al igual que la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz, Eva Tubío.

El jurado también decidió otorgar el segundo premio del certamen organizado por la Fundación con sede en Sevilla al malagueño Francisco Blanco Calerito que brilló, sobremanera, con su interpretación por caracoles. El joven de 19 años, el benjamín de la noche, fue premiado con 1.000 euros. El sevillano Fernando Caballo, cuya actuación fue de menos a más, fue distinguido con los 600 euros del tercer premio.

Se quedaron sin galardón el iliturgitano Sebastián Vilches, que abrió la noche dejando un buen sabor de boca en el público, y el catalán Marcos Martínez con unos giros interesantes en las cantiñas por encima de la interpretación de las alegrías, el segundo cante obligatorio del certamen, amén del estilo titular.Además de con los finalistas, el respetable disfrutó con la actuación por seguiriyas de la bailaora Beatriz Cruz, el cantaor Manuel Romero y el guitarrista Pedro Barragán, talentos de ediciones anteriores que exhibieron sus razones mientras el jurado tomaba su decisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios