Cultura

Kulturevolution cierra sus puertas pero continúa su actividad en la web

  • Javier Reina y Vicente Esteban abandonan la sala del Centro de Empresas de Isabel la Católica · Seguirá virtualmente y con una pequeña oficina 'showroom' sita en la calle Presidente Rivadavia

Un año revolutivo. Así ha sido la experiencia de la sala Kulturevolution. Un lugar concebido para una nueva forma de entender el arte en todas sus manifestaciones. Un espacio creado por y para la cultura que, tras abrir sus puertas el pasado 10 de julio en el centro de empresas de Isabel la Católica, hoy se ve abocado a reinventarse y emprender nuevos caminos.

Sus artífices, el fotógrafo Javier Reina y el artista Vinny Montag o Vicente Esteban, para los amigos, desgranan las bonanzas y carencias de un proyecto que debe continuar su particular revolución desde otros ángulos culturales, más acordes a las necesidades marcadas por el panorama artístico actual, más aún, cuando se trata de un lugar como Cádiz.

El alquiler de 500 euros que ahora tendrían que empezar a pagar tras el año de estancia gratuita que les proporciona el Ayuntamiento de Cádiz a los emprendedores instalados en este centro, es uno de los motivos. "Las salas de arte no generan en sus inicios una actividad económica que te permita afrontar este pago", dicen. "Si hubiera sido un incremento gradual del alquiler...", sugieren. Esto, unido a la ubicación en la segunda planta del edificio en cuya fachada no existe ni un cartel identificativo de su existencia, y a los horarios, que se reducen de lunes a viernes, "han sido las circunstancias que nos ha obligado a cerrar, ya que un gaditano o turista que no sepa de la existencia de la sala a través de nuestra web, no se le ocurre subir para ver si estamos", comentan, no sin antes agradecer la oportunidad que les ha ofrecido el Consistorio de ocupar "este magnífico local".

Pero ante la negativa de poner punto y final a este proyecto fruto de la sinergia surgida entre Javier y Vicente, Kulturevolution continúa su actividad de forma virtual a través de su web www.kulturevolution.org, "desde donde seguiremos la venta de obras" y de su nuevo espacio en facebook Yes we are, al hilo de la sociedad limitada que han creado para este fin. "Pretendemos potenciar Kultur en varios frentes".

Y es que aparte de su vida virtual continuarán como showroom permanente en la calle Presidente Rivadavia, 2. "Desde aquí seguirá físicamente Kulturevolution, de modo que en una de las salas continuaré con mi trabajo como fotógrafo y diseñador y en la otra habrá una exposición permanente con obras de nuestros artistas". Una sala donde pretende organizar nuevas exposiciones de forma periódica, cada dos o tres meses, y "donde tendrán cabida nuestros productos funcionales y asequibles a todos los bolsillos" .

Esto, en Cádiz. "Pero en Londres también contaremos con otra sucursal", expone Vicente Esteban, a tenor de su estancia en un prestigioso centro de estudios donde se formará en gestión cultural. "Desde aquí pretendo hacer nuevos contactos y buscar nuevas colaboraciones con Kulturevolution".

Una línea de trabajo en la que ya se han estrenado con el intercambio cultural que han emprendido con un colectivo de artistas de Estocolmo. "En Suecia se aprecia más el arte y el gobierno apoya a sus artistas". Tanto es así que la actual muestra de la galería, la de Christer Lundqvist, ha sido posible gracias a la financiación de su gobierno.

Los tentáculos de Kulturevolution continuarán desplengándose más allá de nuestras fronteras, para así introducirse en un mercado "donde tenemos mayores posibilidades, tal y como nos ha mostrado la experiencia de este año".

Un año de arte virtual, funcional y asequible. Arte para Cádiz y para el mundo. Arte que se tiene que reinventar para revolucionar, desde Kulturevolution, el mundo del arte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios