Cultura

José Tomás pone de manifiesto su jerarquía de figura en la México

  • Sumó dos orejas en una tarde en la que la terna fue despedida con ovaciones, confirmó alternativa de El Payo y obtuvo otro trofeo Arturo Macías 'El Cejas'

Interesante corrida, en la que José Tomás manifestando su jerarquía de figura, cortó dos orejas, los mexicanos Arturo Macías, en gran plan, una oreja, y se le fueron dos de su primer enemigo por no estar fino con el acero, como le ocurrió a "El Payo", que perdió una oreja en el toro de su confirmación de alternativa.

Fue esta la segunda corrida de la etapa final de la temporada 2008-2009 en la Monumental Plaza México, Ante una entrada magnífica, de 32.000 personas y gran ambiente, se lidiaron seis toros de Teófilo Gómez, de buena presencia, muy en tipo de la casa, manejable en líneas generales aunque les faltó un poco de raza.

El primero con clase y el tercero, el mejor, ovacionados en el arrastre y fueron pitados segundo, empezó bien terminó pero deslucido, el cuarto que empezó soso y terminó mucho mejor, el quinto y sexto sin chiste. Los toreros muy por encima.

"El Payo", confirmó la alternativa y tuvo destellos muy toreros y de mucha calidad, sobre todo con el capote dibujando tres medias verónicas de ensueño, labor que inició en gran plan, pero terminó a tono. Pinchó varias veces y estocada. Saludos con fuerza en los medios. Con el sexto muy decidido, hasta lograr interesar y sacar pases estupendos. Pinchó tres veces y estocada. Ovación.

José Tomás se mostró como la gran figura que es. Al segundo que se negaba a mordidas le cortó una oreja con mucho mérito y al cuarto, lo fue metiendo en la muleta y el toro se vino a más para el reconocimiento del público que se le entregó al torero.

Concluyó con series que parecía no reunía la res. Media estocada y otra oreja. José Tomás sufrió dos revolcones, en el segundo y en el cuarto, sin consecuencias, producto del sitio que pisa.

Macías ya está consolidado, entiende a los toros y tiene valor para ponerse en el sitio que ahora exige el público. Con el tercero cuajó la mejor faena, valiente y torero. Lástima que lo pinchó. Saludos con fuerza. Con el quinto se lo jugó hasta cortar una merecida oreja. Se entregó a la hora de matar y fue cogido de fea manera sin consecuencias que lamentar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios