Cultura

El Joffrey Ballet de Nueva York mira a Cádiz

  • Una de la mejores escuelas del mundo, quiere a dos chicas de Puerto Real

Estar a punto de cumplir el sueño de tu vida cuando apenas tienes 13 años es algo que da vértigo. Y más cuando has sido elegida de entre miles de personas en el mundo, sin haberlo buscado. Ante esta situación se encuentran dos jóvenes bailarinas de Puerto Real, Carmen Mancheño Zaldívar, de 13 años, y Gloria Soto París, de 14.

Una de las escuelas de danza más prestigiosa del mundo, la Joffrey Ballet School, se ha interesado por ellas. Les han pedido que ingresen en su escuela de profesionales de Nueva York. "Cuando en una escuela hay niñas que están especialmente dotadas para la danza, hay que hacerlas salir y que destaquen fuera porque en España no tenemos esa infraestructura", es algo que siempre ha tenido claro Ana Mergentale, profesora de la Asociación de ballet Clásico de Puerto Real. Con esta idea en la cabeza, habló con dos de sus alumnas sobre la posibilidad de asistir a una audición que el Joffrey Ballet iba a realizar en Madrid para seleccionar alumnos para un curso de verano. "Ellas fueron para probar suerte y poder hacer un curso de unos 15 días, ni tan siquiera mostramos el interés de entrar en la escuela porque nos parecía algo muy lejano". Las dos jóvenes, con unas magníficas cualidades para la danza y muy preparadas, realizaron la audición de la que salieron muy contentas. "Al poco de venir de Madrid miré el correo electrónico por si me habían contestado de la prueba y había un mensaje que decía que sí, que me habían seleccionado para el curso de verano, me puse muy contenta porque a mi compañera Carmen también la habían elegido", relataba Gloria Soto. Pero esta sólo fue la primera de otras muchas alegrías para estas jóvenes. "Ya sabía que estábamos admitidas para el curso de verano, pero al poco me mandaron otro correo en el que me decían que estaban interesados en que realizase el curso completo en la escuela de profesionales, enseguida llamé a mi madre para que lo viera porque yo no me lo podía creer" contaba Carmen Mancheno que asegura que aún está "en estado de shock".

La joven estaba en lo cierto, la prestigiosa escuela se había fijado en ella. "Esto significa llevar a la niña a vivir a Nueva York, recibir una formación integral de entre 4 y 6 años, y salir de ella como profesional para trabajar en las mejores compañías del mundo; es como un milagro porque hay que tener mucho talento para conseguirlo" aseguraba Ana Mergentale. La Joffrey School, ha realizado audiciones por todo el mundo. China, Japón, París, Moscú o Madrid. Cientos de jóvenes promesas de la danza han audicionado en todo el mundo para tener esta oportunidad. Pero sólo una decena lo consiguen en todo el mundo, y dos de ellas están en Puerto Real.

Ahora, tanto Carmen como Gloria, están pensándose muy bien que hacer con su futuro. "Estoy muy contenta porque el sueño de mi vida es ser bailarina profesional, pero también me da pena irme unos años a Nueva York y dejar a mi familia y amigos", pensaba Carmen que fue la primera en recibir la noticia. Quienes también están pensándoselo bien son las familias de ambas. Ya no solo por el hecho de despegarse de sus hijas, sino por las posibilidades económicas de mantener los cursos. "Estamos estudiando todas las posibilidades de becas y ayudas para que las familias puedan hacer frente a ello; el Joffrey ofrece becas de estudio y becas al talento, confiamos conseguir algunas porque si no es muy complicado", afirmaba la profesora Ana Mergentale. Ahora estas pequeñas se enfrentan a uno de los retos más importantes de su vida, cuentan con el apoyo de sus familias que han dejado la decisión en manos de las pequeñas porque "son ellas las que van a ir y deben tenerlo claro". Pero quien más está animando a las chitas es su profesora . "Los milagros una vez que pasan hay que cogerlos, no se pueden dejar escapar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios