Cultura

La Fundación March amplía el Museo de Arte Abstracto Español

  • Las próximas obras de reordenación, que no afectarán al público, serán financiadas de manera íntegra por la institución

La Fundación Juan March presentó ayer el proyecto de ampliación y reorganización del Museo de Arte Abstracto Español, ubicado en el edificio de las Casas Colgadas de Cuenca, que permitirá reordenar los espacios y ampliar la colección permanente.

En un encuentro con los medios, el director de la Fundación Juan March, Javier Gomá, ha resaltado que con la ampliación de una sala perteneciente a lo que era el Mesón Casas Colgadas van a conseguir ganar espacio expositivo y cubrir algunas demandas que tenía el Museo desde hace años. Entre estas aspiraciones ha citado la falta de una sala multiusos, la mejora del espacio dedicado a talleres infantiles o la posibilidad de abrir al público las estancias con valor histórico que hasta ahora se dedicaban a oficinas o dependencias privadas, como la Sala del Artesonado Mudéjar.

Además, ha avanzado que van a modificar la entrada de acceso al Museo y ha indicado que esperan ampliar la colección permanente, que actualmente cuenta con unas 120 obras, con entre cinco y diez obras más de artistas que ya exponen en el Museo.

De momento, según ha explicado el director de Exposiciones de la Fundación, Manuel Fontán, están estudiando unas 40 obras de gran formato y otras tantas de pequeño formato, alguna de las cuales ya se han expuesto en el pasado.

Tanto Fontán como Gomá han afirmado que esta remodelación tiene mucho de "vuelta a los orígenes", de lo que era la distribución del Museo hace casi 50 años. Gomá ha asegurado que esta actuación, que comenzará entre junio y julio y sufragará íntegramente la Fundación, no afectará al visitante durante los próximos meses, por lo que no tienen previsto cerrar el Museo en ningún momento.

La nueva sala tiene 85 metros cuadrados más, a lo que hay que sumar una superficie similar de los espacios de oficinas que se van a convertir en salas del museo. Gomá espera que todo el proyecto esté listo en el primer trimestre de 2016, para celebrar el 50 aniversario del Museo conquense, y ha avanzado que a partir del próximo año la entrada será gratuita como en el resto de centros de la Fundación Juan March.

El director de la Fundación Juan March ha recordado que hay otro proyecto que queda pendiente -la climatización del Museo-, pero ha reconocido que "para ello sí sería necesario cerrar durante casi un año". En este sentido, ha avanzado que, si llega el caso, han pensado en una exposición internacional itinerante durante ese período para dar a conocer sus fondos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios