Cultura

El Festival encuaderna su labor de recuperación patrimonial

  • Presentada una obra fotográfica, un homenaje a Francisco Guerrero y más obras de Manuel García

Estaba perdido, o más bien olvidado. Se ha encontrado, se ha desempolvado, se ha limpiado, se ha interpretado y, finalmente, se ha publicado y se ha grabado. Para que perdure, para que nunca más se pierda o caiga en el olvido. Es la otra labor del Festival de Música Española de Cádiz. La permanente apuesta de sus organizadores, en particular de su director, Reynaldo Fernández, por rescatar la memoria histórica del patrimonio musical español. Ayer se presentó una de esas publicaciones, el cuarto tomo dedicado a la recuperación de las obras, y por tanto de su figura, del músico sevillano Manuel del Pópolo García, Manuel García para los amigos de su arte, el cantante y compositor que nació en 1775 en la capital hispalense y que murió en París en 1832. Y dos obras más: Memoria visual del V Festival de Música Española de Cádiz, un cuidado reportaje del fotógrafo Jesús Heredia Luque sobre la edición de 2007 -una obra coordinada por la Asociación Amigos de la Música Bahía de Cádiz-, y Papeles del Festival de Música Española de Cádiz, en concreto el tercer número, dedicado al músico Francisco Guerrero, fallecido en 1998.

Junto a Fernández estuvieron en la presentación la delegada de Cultura, Yolanda Peinado; el director del INAEM, Juan Carlos Marset, y el director del Instituto Complutense de Ciencias Musicales, Emilio Casares.

Este último fue el encargado de explicar la significación de Manuel García -"un compositor sevillano, pero que empezó a hacerse famoso en Cádiz"- y de lo que supone recuperar la figura de "un mito, de un músico grande, cuyo prodigio de canto escondió a un compositor de magnitud".

La labor de recuperación patrimonial está logrando sacar las partituras, interpretarlas -en el ámbito del festival gaditano o en el Maestranza como ocurrió con la ópera Don Quijote, que recuperó Juan de Udaeta-, editarlas en un libro y grabarlas para que se hagan perpetuas y eternas.

Así ha ocurrido ahora con varias obras españolas, recuperadas en el tomo que se presentó ayer, y sucedió antes con las publicaciones dedicadas al citado Quijote y a las óperas Il califfo di Bagdad, de su época italiana, y La mort du Tasse, de sus años franceses.

Reynaldo Fernández reveló ayer cómo será el próximo año la inauguración del Festival gaditano, que correrá a cargo de la Orquesta Nacional de España con un programa dedicado a Isaac Albéniz. Fernández agradeció, en este punto, la colaboración del INAEM, cuyo director, Juan Carlos Marset, había confirmado minutos antes el compromiso de su institución con el Festival de Música y con el FIT de octubre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios