XXXVI Festival del Títere Ciudad de Cádiz El espíritu titiritero contagia a cientos de alumnos por las calles de Cádiz

  • Los colegios e institutos gaditanos participan en la inauguración de Festival del Títere con el desfile ‘Todos los mundos’ , encabezado por los cabezudos de Batillo y la Tía Norica

El espíritu de La Tía Norica, Batillo y la tradición titiritera de esta ciudad ha contagiado este martes a los casi mil alumnos de la escuela pública que participaron en el gran desfile Todos los mundos, que tiñió de color e imaginación las calles del centro gaditano. Dos grandes cabezudos de estas figuras míticas de nuestra historia, la que atesora la compañía de títeres más antigua de Europa, abrían este pasacalles en el que se han implicado catorce centros de la ciudad en defensa del teatro de títeres, de la escuela pública y de sus propios colegios, tal y como podían verse y oírse en lemas, pancartas y cánticos.

Y así lo manifestaba Patricia Garzón, del IES Columela, epicentro de los talleres que se vienen realizando desde hace más de un año y coordinadora del desfile. “Los colegios se han volcado, han hecho cosas preciosas y esto está haciendo que los niños tomen contacto con el teatro en general, y el de títeres en particular, que se está perdiendo, y es un patrimonio maravilloso con una de las compañías más antiguas del mundo”.

Y esto es lo que se está sembrando en las nuevas generaciones, apuntaba Garzón, muy ajetreada con el transcurso de un desfile que en algún momento, con la espontaneidad que caracterizan a niños y chavales, cambió de recorrido improvisando y llenando de títeres otras calles de la ciudad. Ocurrió con Plocia, en la que la comitiva se abrió ante el público –mucho turista y gaditanos– sorprendidos ante el fiestón titiritero. Este año, además, no sólo se han reciclado algunos de los cabezudos más sorprendentes del pasado año como los de la propia Tía Norica y Batillo que manufacturaron los alumnos del IES Columela, que abrían la comitiva, sino que se han sumado nuevos personajes y animales fantásticos como el original pájaro que agarraba por la camiseta a una alumna situada entre los reconocidos personajes.

Tras ellos, partieron desde el patio de armas del Museo del Títere, nuevas historias como la de Alicia en el país de las Maravillas que desplegaron los chavales del Carola Ribed, que incluso realizaron una figura articulada del gato risón de la novela de Lewis Carroll y otros elementos muy llamativos y visuales relacionados; los personajes del Mago de Oz en los que se enfundaros los niños del colegio Campo del Sur; los embajadores del Adolfo de Castro apostaron por la temática libre de La emoción de volar, que realizaron con personajes alados de todo tipo, y a los que se sumaron máscaras, otros cabezudos y gigantes representando a la luna, unicornios, toreros y un gran dragón chinesco, entre otras propuestas realizadas por los chavales del Rafael Alberti, Fernando Aguilar, Cornelio Balbo, que hicieron una representación final contra la guerra con un cuadro del Guernica desmontable y una actuación musical; el IES Caleta; San Severiano; Reyes Católicos, Celestino Mutis; Fermín Salvochea, Tierno Galván y La inmaculada.

Una comitiva muy animada por el encargado de la megafonía, los temas musicales que sonaban como Color esperanza y, sobre todo, la gran batucada de la Escuela Pública, integrada por alumnos hasta de cuatro centros, marcando los sones de este desfile por el espíritu del títere.

Tras la pausa en la plaza de San Juan de Dios, donde aprovecharon para tomar un aperitivo, la manifestación de títeres desembocó en la plaza de la Catedral, donde se interpretó el tanguillo Marche la tropa de la Tía Norica y la obra El tesoro de la serpiente GuaGuad, a cargo de la compañía Teatro Mutis.

Como colofón la entrega de diplomas a los participantes, por su particular entrega y por participar en el reivindicativo desfile con el que arranca el XXXVI Festival Internacional del Títeres Ciudad de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios