Arte

Falta de personal en Pinillos

  • La falta de personal impide que se abra en su horario habitual la Casa Pinillos, el anexo del Museo de Cádiz y lugar donde ahora se expone una muestra de la artista Irene Sánchez

Irene Sánchez, junto al director del Museo en la apertura de la muestra. Irene Sánchez, junto al director del Museo en la apertura de la muestra.

Irene Sánchez, junto al director del Museo en la apertura de la muestra.

Comentarios 7

La Casa Pinillos, rehabilitada con grandiosidad, poco ha servido, hasta la fecha, como continente cultural para Cádiz. De vez en cuando, muy de vez en cuando, acoge muestras de dispar naturaleza. Claro que tan bello edificio no puede dar todo lo que debería si, como nos ocurrió a mí y a unos artistas que me acompañaban, aparece –a las once de la mañana de un día en el que tendría que estar abierto– con las puertas cerradas. Preguntando en el vecino Museo por tal circunstancia, se nos informa que: “Estaba cerrado por falta de personal”. ¡Toma ya, fomento de la cultura! El que esto les escribe y los artistas que conmigo venían –granadinos ellos como la autora cuya obra pretendíamos contemplar– nos fuimos con caras de incredulidad y nuestros ánimos por los suelos. Todos pensamos que, como tanto se repite, por estos días, en Cádiz: “Esto era carnaval”.

Pero tal situación no acabaría aquí. Por mi condición de crítico de arte volví días después a cubrir la información; toda vez que debía de escribir de la exposición para Diario de Cádiz, Diario de Jerez y Granada Hoy. De nuevo me encontré con la Casa Pinillos cerrada a cal y canto. En el Museo de Cádiz me volvieron a decir lo mismo que la vez anterior: “No había personal y, por tanto no se podía abrir”. La cara que puse debió dar qué pensar a la funcionaria que me dijo que fuese sobre las doce, que intentaría que estuviese abierto. A esa hora pregunté por la mencionada funcionaria y me dijeron que había salido y que la Casa Pinillos no se abría, al menos ese día. Mi nueva sorpresa dio lugar a un soberano enfado; más que por mí y por la pérdida de tiempo, por la exposición, por la autora y hasta por la cultura y el arte.

Como no puedo escribir sobre algo que no he visto; les diré que esta exposición responde al desarrollo del proyecto Iniciarte de la Junta de Andalucía, cuya finalidad radica en impulsar la creación de las artes plásticas, así como la innovación artística andaluza, apoyando y difundiendo el trabajo de los artistas más jóvenes y de mayor proyección. Entre estas finalidades se encuentra la presentación expositiva de la realidad artística de tales artistas en salas de importancia. Esta exposición que no hemos podido ver ni contárselas a ustedes, hasta ahora, responde al proyecto ganador de la última convocatoria de Iniciarte, el de la joven artista granadina Irene Sánchez.

Las incongruencias, por tanto, son evidentes: fomento de las artes plásticas y de la creación contemporánea, ¿cómo?, ¿con los espacios expositivos cerrados por falta de personal? Esto, desgraciadamente, no es un hecho aislado y pone en evidencia, una vez más, que la cultura, en general, y el arte, en particular, es algo que interesa escasamente. Alguien debería pensar un poco y plantearse muchas cosas.

En estos momentos en los que el arte contemporáneo presenta muchas carencias, con los habituales canales de distribución bajo mínimos, con las instituciones escasas de medios para apoyar la creación y asumir las falta de coleccionismo, cualquier situación que apoye lo artístico es totalmente necesaria. El Proyecto Iniciarte de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales de la Junta de Andalucía ha actuado, desde hace años, con entusiasmo por y para la creación artística andaluza más nueva. Desde él, muchos jóvenes han encontrado horizontes diáfanos para su realidad artística. Sin embargo, nada de esto sirve para nada si no existe una adecuada correlación y las propuestas son expuestas para gozo y disfrute general. La exposición de Irene Sánchez en la Casa Pinillos va a ser una incógnita para todos aquellos que hayan querido contemplarla y se hayan encontrado que no había personal para abrir sus puertas al público. Una auténtica pena y toda una ocasión perdida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios