Día de la Danza

Las academias de danza gaditanas pasarán 'Un día Cisne' en el Gran Teatro Falla

  • El Ayuntamiento invita a los alumnos a participar en un taller-espectáculo este 29 de abril organizado por el coreógrafo Iker Gómez

Vídeo resumen de la propuesta 'Un día cisne'.

Con motivo del Día de la Danza, que tiene lugar cada 29 de abril, el Ayuntamiento de Cádiz invita este año al Conservatorio y academias de danza de la ciudad a pasar Un día Cisne, es decir a participar en un taller-espectáculo que se celebra esa misma jornada a las 17.00 horas en el Gran Teatro Falla.

Conservatorio de Danza Maribel Gallardo, centro Albacalí, La Tournée, El Garage-Pablo Fornell, Asociación de Folklore, Las Tres Torres, Flick - Flock y la academia Lydia Cabello han confirmado su asistencia a este proyecto piloto de enseñanza, fomento de la convivencia y visualización de la danza ideado por el docente, coreógrafo y divulgador Iker Gómez y avalado por José Carlos Martínez, ex-director de la Compañía Nacional de Danza, Francesc Casadesús, ex-director del Teatro Mercat de Les Flors, y Natalia Simó, directora del centro Cultural Conde Duque, entre otras instituciones.

Así, Un día Cisne, la cristalización del Proyecto Cisne, es un proyecto pedagógico innovador que utiliza las TIC como herramienta educativa y que se divide en tres partes diferenciadas, de unos veinte minutos cada una, de las que disfrutarán tanto alumnos como profesores ya que se lleva a cabo a través de una muestra coreográfica en directo, un taller de movimiento y la presentación de una herramienta pedagógica online web 2.0 de difusión de la danza.

Aprender a Conocer es el lema de la primera parte de Un día Cisne donde, a través de una breve charla introductoria, se presentará a los asistentes algunos conocimientos básicos sobre danza, además de un acceso libre a contenidos y juegos interactivos desde la página web del proyecto.

Después –Aprender a hacer– los alumnos se acercarán a la danza como experiencia en vivo a través de un ejercicio de movimiento donde se les enseña una pequeña coreografía y se les introduce en el concepto de memoria coreográfica. Este será el punto de partida para empezar a desarrollar la creatividad a través de la danza y para que los participantes puedan aprender en un futuro a hacer sus propias coreografías.

Por último, los participantes podrán Aprender a percibir viviendo la danza como espectadores. Así, tras una presentación del contexto de la pieza escénica, se mostrará la coreografía El pequeño Lago de los Cisnes. En esta fase, el público experimentará los conceptos de narratividad del movimiento, dramaturgia de la danza, abstracción, conceptualización, representación y percepción de una obra escénica y, por ende, de una obra artística. Para finalizar, y con el objetivo de llevarse una experiencia completa, los participantes podrán hacer preguntas al coreógrafo y los bailarines de la compañía.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios