Mapa de Músicas

Cancelado el Festival Alrumbo

  • La organización de la cita musical, que abría sus puertas el próximo lunes, anuncia la suspensión por discrepancias con el Ayuntamiento de Chiclana.

Una imagen del festival. Una imagen del festival.

Una imagen del festival.

La organización del Festival Alrumbo, que tenía previsto abrir las puertas de su octava edición el próximo lunes en Chiclana, ha anunciado esta mañana mediante un comunicado la cancelación del mismo, situación de la que responsabiliza "al Alcalde y al Ayuntamiento de la ciudad".

"A pesar de contar con todos los informes favorables de autoridades, instituciones, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, así como con más de 20.000 entradas vendidas hasta el día de hoy, una inesperada notificación recibida ayer viernes nos paraliza durante los siguientes cinco días toda actividad y nos imposibilita abrir nuestras puertas en la fecha anunciada", reza el comunicado aludiendo a la notificación de "apertura de un trámite de audiencia a instancia de terceros" que paraliza durante cinco días hábiles la concesión de la licencia de apertura del festival.

La apertura de este trámite de audiencia, que según fuentes de la organización tendría su origen en algunos vecinos de la zona, "imposibilita conseguir el suministro de servicios básicos, como el agua, en nuestros plazos previstos".

La organización de Alrumbo hace hincapié además en lo contradictorio de recibir esta notificación escasos minutos después de obtener el pasado viernes "la notificación de resolución favorable de todos los informes necesarios para otorgar las licencias pertinentes al Festival".

"Contábamos con todos los trámites y condiciones necesarias para ultimar el montaje del Festival y que, una vez realizada la inspección pertinente del mismo por los técnicos del Ayuntamiento, abrir puertas el lunes 10 de julio, tal y como estaba anunciado. Pero esta última notificación provoca que el Festival no pueda iniciar su actividad hasta el lunes 17 de julio", sigue el comunicado de la organización del encuentro, que, como rezaba la publicidad, prometía "cuatro días de festival y siete días de vacaciones musicales": aunque tenía previsto abrir sus puertas el lunes 10, los más de 50 conciertos programados -entre otros, a cargo de Orishas, SFDK, Estricnina, Mala Rodríguez, Morodo, Chambao, Muchachito, Amparanoia, Shotta, No Me Pises Que Llevo Chanclas y Eskorzo- se desarrollaban entre el miércoles 12 y el sábado 15.

"Ante tal surrealista situación -añade el comunicado-, durante toda la jornada y la madrugada del viernes al sábado, tanto nosotros organizadores como nuestros servicios técnicos y jurídicos hemos estado trabajando intensamente para solucionar este nuevo e inesperado problema. Y hemos encontrado nula colaboración y cero cooperación por parte del mismo Ayuntamiento que hace tan sólo unos meses presentaba a nuestro lado a bombo y platillo la celebración del Festival. Hasta el punto de que 48 horas antes del inicio previsto del Festival y sumidos en una situación tan preocupante, la comunicación con el Ayuntamiento ha sido inexistente y ni siquiera hemos detectado síntoma alguno de preocupación por su parte".

Para la organización, dicha eventualidad no resulta un hecho aislado, sino parte de "un interminable reguero de trabas administrativas insólitas en nuestras siete ediciones hasta la fecha, con el consiguiente tiempo perdido durante meses de trabajo y el gasto económico y anímico constante que cada una de ellas ha supuesto", abunda el comunicado, haciendo referencia a "un sinfín de trabas administrativas, exigencias continuas de cambios en los proyectos y la documentación presentada, y errores insólitos en sus juicios y actuaciones, comenzando por las opiniones del propio Alcalde respecto a la parcela designada para la celebración del Festival, contradictorios desde el primer momento: mientras que la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía aprobaba el uso de dicha finca para la celebración del evento, el Alcalde nos invitaba a realizar un cambio de recinto de manera incomprensible e inesperada".

"Por tanto, y a pesar de contar con un recinto habilitado para la realización del evento -prosigue-, todas las diligencias y trámites administrativos realizados en tiempo y plazo (contando con los informes positivos de Subdelegación del Gobierno, Guardia Civil, Jefatura Policial de Tráfico, Policía Nacional, Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz, Ministerio de Fomento - Carreteras, Cruz Roja, Policía Local de Chiclana de la Frontera, Ecoembes y Ecologistas en Acción), y más de 20.000 abonos vendidos hasta el día de hoy, nos vemos obligados contra nuestra voluntad y nuestra ilusión a cancelar la celebración de Alrumbo Festival 2017".

Al margen del comunicado, en un escrito dirigido al Ayuntamiento de Chiclana en el que se detallan los diferentes pasos dados para el correcto desarrollo de la octava edición de Alrumbo, la organización concluye que "no existe margen alguno de tiempo que permita llevar a cabo el Festival, esperándose la llegada en escasos días de decenas de miles de asistentes, por lo que el inexplicable e irresponsable silencio del Ayuntamiento ante un evento de tal magnitud puede provocar situaciones de enorme riesgo para el caso de anunciar el día fijado para el inicio del Festival su cancelación. Esta promotora no puede compartir la irresponsabilidad municipal y se ve obligada a anunciar públicamente la cancelación del Festival por la indebida actuación del Ayuntamiento, con expresa reserva de la reclamación de los enormes perjuicios que la misma le ha provocado y va a provocarle, así de cuantas responsabilidades proceda".

Alrumbo anuncia además que en los próximos días procederá a la devolución del importe de los abonos y entradas por los cauces habituales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios