Cultura

Cádiz, escenario flamenco

  • Balcones y fuentes de la ciudad se convierten en el marco de distintos espectáculos protagonizados por artistas gaditanos que cantarán y bailarán el milenario arte del jondo

Comentarios 4

Brazos al aire. Zapateos. El agua corre. El agua mana. Un ayeo. Un requiebro desde lo alto. Tiritirán aderezado de geranios y elegancia dieciochesca. Flamenco en Balcones y Fuentes, un nuevo ciclo que imagina a Cádiz como escenario, arranca esta noche, a partir de las diez, con la vocación semanal de sorprender a los gaditanos con la magia del jondo. 

Ya sea desde un balcón de la calle Ancha o desde la fuente de la plaza del Mentidero, los bailes y cantes de Cádiz serán recreados por artistas de la ciudad. Ocho actuaciones. Ocho rincones. Cinco cantaores. Tres bailaores. Cinco balcones. Tres fuentes. El ciclo en números. Y Desde cero como productor para el Ayuntamiento.

Enrique Linera, impulsor de la promotora, ya viene dando cuenta desde hace unos años de las posibilidades de Cádiz como espacio escénico. “Cuando hace dos años tuvo lugar el Congreso Internacional de Flamenco en Cádiz ideamos algo muy original que se llamó Flamenco en los balcones, con la idea de involucrar a la ciudadanía en los actos y poner en valor tanto el flamenco como el contexto donde se desarrollaba”, recuerda el antropólogo que se vale del “gran éxito” que tuvo esta iniciativa para consagrarla y ampliarla durante este verano.

Así, Desde Cero coloca a David Palomar, Carmen de la Jara,  Brenda García, Mariana Cornejo, y Paco Reyes en “elementos arquitectónicos de las fachadas de primer orden tal y como son los balcones”, refiere Linera. En esta ocasión, la organización de los diferentes espectáculos que tendrán lugar hoy (en calle Ancha, 2), el día 21 (convento de San Francisco), el 4 (plazoleta de Los Porches) y el 25 de agosto (balcón del Arco de la Rosa), respectivamente, ha resultado “mucho más fácil” que durante el Congreso. “Los gaditanos ya saben de qué va esto y no ponen ningún problema. Y es difícil porque realmente cantar en un balcón significa meterte en la casa de la gente”, apostilla.

En el caso de las fuentes, las plazas del Mentidero y de las Flores y el Parque de Varela enmarcarán el baile de Edu Guerrero (14 de julio), David Nieto (28 de julio) y Ana González (11 de agosto). “Hemos hablado con Obras Públicas para que los días de actuaciones las fuentes estén a toda potencia y con una iluminación especial. Creo que quedará muy bonito, vamos a poner sillas emulando un pequeño teatro y podremos elevar nuestras fuentes a la consideración de monumentos”, anhela.

Tal y como se observa en el programa, el flamenco, además, saldrá del casco histórico de la ciudad para enfilar destinos beduinos, destinos “que también tiene mucho encanto” y que se pueden “poner en valor”, justifica el alma mater de la promotora.

Enrique Linera también se siente “muy satisfecho” con la elección de los artistas que participan en el ciclo. Todos gaditanos. “No es por ser localistas pero es importante apoyar a estos intérpretes pues son, bien baluartes del flamenco gaditano, bien promesas que ya están despuntando tanto aquí como fuera”, valora. Y no le falta razón. La veteranía de Mariana Cornejo y Carmen de la Jara funcionan de basamento en un programa donde están incluidos uno de los cantaores que con más fuerza brilla en la ciudad, David Palomar, y dos jóvenes que ya pisan fuerte en la escena flamenca, Brenda García y Paco Reyes. Otro tanto ocurre con la danza donde nos topamos con la primera bailaora de la compañía de Sara Baras, Ana González, un artista fijo en el grupo de Eva Yerbabuena y elegido en el primer montaje en solitario de Rocío Molina, Oro Viejo, Eduardo Guerrero, y el joven isleño David Nieto, “con un potencial envidiable”, exalta Linera.

“Actuar en estos espacios también es una novedad para los participantes. Supone un esfuerzo para ellos pero están muy ilusionados”, asevera el empresario gaditano que adelanta que sus repertorios serán “serios, de flamenco por derecho” aunque “el envoltorio” sea más original. “No vamos a hacer flamenco para turistas. Creo que si se acerca algún aficionado quedará satisfecho pero, además, agradará al público que nunca haya visto flamenco porque está presentado de una manera muy agradecida”, explica.

 Eso sí, Linera advierte que este ciclo, de carácter gratuito, pretende dar “unas pinceladas” porque “tampoco nos podemos meter en los circuitos privados y comerciales, eso sería contraproducente”, dice el joven que sólo desea que esta propuesta “perdure” y “pueda realizarse otros años y ampliarse en otros bonitos rincones”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios