Cultura

Cádiz, en el concepto espacial de los retratos del artista Hernán Cortés

  • El pintor gaditano inauguró ayer una retrospectiva en Madrid que llegará a Cádiz en octubre

El pintor gaditano Hernán Cortés, ayer en su retrospectiva en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid. El pintor gaditano Hernán Cortés, ayer en su retrospectiva en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid.

El pintor gaditano Hernán Cortés, ayer en su retrospectiva en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid. / josé ramón ladra

Un gran retrato de una jovencísima Carmen Bustamante abre la muestra Cortés. Retrato y estructura, una retrospectiva que hoy inaugura el gaditano Hernán Cortés en el Espacio Fundación Telefónica y la Fundación Unicaja de Madrid. La escena pintada en los años 80 en la que representa a una chica sentada con una postura muy informal que ni siquiera mira al frente, sino hacia un lado, es la primera declaración de intenciones del discurso de una exposición que es distinta, actual y reveladora desde sus propios orígenes, centrándose para ello en el propio concepto del retrato y del espacio que aborda este gran retratista de los personajes más destacados de la escena política, social y cultural de los siglos XX y XXI.

"Si tiene una ventaja este tipo de exposiciones retrospectivas es que te enfrentas a la evolución de tu propia obra, que no se manifiesta en el día a día", explica a este medio Cortés en este recorrido ante las cerca de 130 piezas que de forma cronológica articulan los espacios expositivos de Telefónica y que a finales de octubre harán lo propio en el Centro Unicaja de Cultura de Cádiz (CUC), pues la muestra llegará a la ciudad natal del artista tras su clausura el 10 de octubre en la capital española.

De todas las obras que la componen, las dos primeras creaciones que realizó en los años 70 enfrentan de forma muy significativa la esencia de todo el conjunto: un retrato de su madre y uno de la Catedral de Cádiz, "retrato y la geometría del edificio", desgrana la comisaria Lola Jiménez-Blanco. Porque de esto trata, de la forma en que Hernán Cortés pinta a sus personajes en una atmósfera que siempre parece actual dominada por el espacio vacío y por el contraste de la horizontalidad y verticalidad, y de lo mucho que Cádiz tiene que ver en todo el proceso, de principio a fin, desde sus inicios hasta la actualidad.

"Hernán tiene un sentido del espacio muy particular y tiene que ver con la Bahía de Cádiz, con las líneas del horizonte, siempre presente en la obra", añade la comisaria mientras demuestra a partir de obras enfrentadas cómo estos paisajes de su Cádiz natal reinciden una y otra vez en la composición de cada uno de sus retratos. "La inmensidad que se siente cuando pintas la Bahía la he arrastrado siempre", añade, contundente, Cortés. Y así se pone de manifiesto desde los primeros retratos que recoge la exposición, de su entorno cercano y familiar, pasando por los protagonistas de la generación del 27 -con Alberti, Jorge Guillén y Dámaso Alonso como máximos exponentes- los numerosos retratos de conocidísimos personajes de todas las escenas de lo público -como Felipe González, John Elliot, Norman Foster o Javier Pérez Royo-, hasta llegar a los retratos de los diputados que pintó por encargo del Senado y del Congreso y que ya forman parte de la vida parlamentaria española.

La muestra se completa con tres vídeos en los que intervienen Rafael Argullol, con el que aparece charlando en su estudio, Álvaro Pombo y una de sus discípulas, María Bisbal, así como una serie de dieciséis fotografías del autor en la intimidad de su estudio, en el que desde sus imprescindibles entrevistas idea sus retratos y su estructura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios