Música

Cabo de Plata, luz para Barbate

  • Miles de personas acudieron a la segunda jornada de la cita para disfrutar de la música y divertirse con las actividades paralelas

  • El festival concluye hoy con más actuaciones

El tiempo acompañó al festival de Cabo de Plata en su segundo día, las temperaturas no fueron tan elevadas como el año anterior y permitieron que se disfrutase más de las actuaciones. El recinto cuenta con unas medidas de seguridad excelentes que se despliegan desde la Barca de Vejer hasta Caños de Meca y continúan hasta Barbate. La Guardia Civil estuvo presente con cuatro patrullas y colaboró también con la cuarta compañía reforzando a la policía autonómica. También en los alrededores del festival se encontraban los TEDAX, el servicio Cinológico y Seprona así como el equipo de bomberos y la asistencia sanitaria.

La entrada del festival estaba protegida por dos cadenas de seguridad, una de la propia organización que controlaba la entrada de comidas, bebidas y cualquier objeto peligroso. Por otro lado, una segunda cadena formada por los grupos de reserva y seguridad que daba apoyo a la primera. En el interior se encontraban instalados módulos de asistencia sanitaria para poder atender cualquier incidente que pudiese ocurrir.

La limpieza del recinto funcionó bastante bien pese a la gran asistencia de público

En torno a las cuatro y media de la tarde el recinto comenzó a llenarse y a las siete y media se podían observar como las personas se aglutinaban en filas más extensas esperando para poder acceder al interior, personas procedentes de todos los rincones de España, como Badajoz, Castellón y Sevilla. Además se pudo observar un público muy dispar, desde niños y jóvenes hasta personas mayores disfrutando de la música.

El recinto con cuatro escenarios: Negrita, Desperados, Defestivales y Underwood, que acogieron actuaciones desde las cuatro y media. En el escenario Desperados con Malamanera y concursos de bandas en Underwood. A partir de las cinco y media los asistentes pudieron disfrutar de Iratxo en el escenario Negrita y Jaume Mas en el escenario Defestivales. También estuvieron presentes Reclycled J y Aslándticos hasta las siete y media.

La música se vio acompañada de actividades como el tiro con arco que permitía obtener un descuento en una de las tiendas ubicadas en la entrada del recinto. La organización contaba con merchandising oficial, pero permitió que establecimientos de la zona colocaran tiendas donde poder vender sus productos artesanales.

En los alrededores del recinto se encuentra situada el lugar de acampada, dos zonas de descansos: Terra y Atla controladas por la Policía Nacional. Algunos usuarios de esta zona de descanso se quejaron del acceso por considerarlo peligroso debido a unas dunas. Para facilitar el acceso al festival a los que decidan ir en coche se reservó una bolsa de aparcamiento frente al Estadio Municipal de Deportes y otra justo en la entrada de Barbate, con capacidad para 350 vehículos.

La tarde avanzó con más actuaciones de la mano de Poncho K y Ras Kuko & One Xe Band. En el cielo se pudo observar la presencia de seguridad aérea debido a que se produjeron algunos incidentes, según confirmaron fuentes policiales. Pese a todo, no fue nada grave y todo continuo con normalidad.

A las ocho de la tarde el recinto se iba llenando y el equipo de mantenimiento trabajaba de forma muy efectiva. El lugar se encontraba bastante limpio, pese a la cantidad de asistentes que ocupaban el terreno. La mayoría de este equipo está formado por personas de la zona con un horario de tres de la tarde a cinco de la mañana.

El recinto por esa hora se encontraba cada vez más abarrotado y los que iban llegando se acercaban a las diferente barras distribuidas en la zona para refrescarse y disfrutar de las actuaciones.

La noche llegó y con ella el turno de El Kanka, CPU, la Fuga, Irie Souljah, Kiko Veneno y C. Tangana que finalizaron el día del viernes. En la madrugada, Talco, Fuel Fandango, Trashtucada y 7 notas y 7 colores eran los encargados de hacer disfrutar a los asistentes que cada vez se encontraban más animados. Más tarde estaba previsto escuchar a Tomasito y General Levy, La Selva y a Dremen . El festival debía concluir con la actuación de Space Elephants. Una cita de la que disfrutaron todos los asistentes, la localidad de Barbate y los bares de la zona que se mantuvieron completos desde por la tarde hasta bien entrada la noche.

Para hoy se esperan las actuaciones de Rayden, poeta y rapero, Salistre, Terrakota, El Niño de la Hipoteca y The Locos, entre otros. Quizás es lo que necesita Barbate, ser reconocido por sus playas, por su ambiente y no por otros temas. Cabo de Plata parece un rayo de luz para un municipio que necesita salir hacia adelante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios