Crítica de música

Arcángel y Alqhai, rumbo al Quinto Centenario

  • Arcángel y la Accademia del Piacere llevaron a Sanlúcar sus "músicas mestizas"

  • La cita se incluía en la celebración de los 500 años de la vuelta al mundo

Las ideas y las vueltas: músicas mestizasHHHHH

Arcángel, cantaor. Accademia del Piacere. Violas da gamba:Fahmi Alqhai, Johanna Rose y Rami Alqhai; Guitarra flamenca: M. A. Cortés; Percusión: Agustín Diassera. Lugar: Salón de actos de El Picacho. Sanlúcar de Barrameda. Fecha: 10 de diciembre. Aforo: completo

Las idas y las vueltases un espectáculo con rodaje. Fue galardonado con el Giraldillo a la mejor Música de la Bienal de Flamenco de Sevilla 2012, y desde entonces sigue funcionando muy bien, y probablemente se ha convertido en una especie de "fondo de armario" que poseen tanto Fahmi Alqhai como Arcángel, que les permite poner juntos en escena una fórmula que gusta y atrae, porque transmite mucho y bien.

Fahmi Alqhai lidera desde hace unos años la formación sevillana Accademia del Piacere, uno de los importantes referentes andaluces de la música antigua y barroca españolas, sobre todo, por la maestría en tocar uno de los instrumentos olvidados de los grandes compositores: la viola da gamba, que es, de los de cuerda, el que más se aproxima a la tesitura de la voz humana. Fahmi es un músico realmente especial, que ha sabido compaginar proyectos emprendedores, como el espectáculo este, donde expresa su capacidad de improvisación sobre un previo e importante trabajo, con trabajos más de investigación y difusión de música antigua. Escucharlo merece la pena.

Arcángel es un enorme cantaor flamenco, al que no se le escapa una nota, por difícil que sea, ya sea proyectándola con fuerza y decisión o susurrándola. Posee una voz como pocas en el mundo del flamenco. Discípulo de Morente, y sabedor de su envidiable instrumento vocal, no le ha tenido miedo nunca a emprender nuevos proyectos. Verlo cantar, ya sea flamenco por derecho, o en otras fórmulas, es un verdadero disfrute para los amantes del género. Su tesitura vocal, de una claridad y transparencia nada común en el flamenco actual, le convierten en el cantaor flamenco idóneo para encandilar a los amantes de la música culta a través de representaciones como Las idas y las vueltas con Accademia del Piacere. Excelente.

Y volviendo al espectáculo, que tuve la ocasión de ver por primera vez en el Teatro Falla, dentro del Festival de Música Española de Cádiz de 2013, les cuento que me sigue pareciendo, como entonces, una estupenda idea. Salvando las diferencias de auditorio, ya que el salón de actos del IES El Picacho deja mucho que desear en lo que a acústica se refiere, aunque no en amplitud y comodidad, de lo que va sobrado.

También hay que decir que eché de menos la guitarra barroca de Enrique Solinís, asiduo de los conciertos de la Accademia del Piacere. Por lo demás, tuve las mismas buenas sensaciones que en 2013, transmitiéndome frescura, pese a tratarse de un espectáculo que combina música española antigua con flamenco. Contagia una especial magia al armonizar, sin fusionar, la guitarra, percusión y voz del flamenco, sin papeles por delante, con la académica partitura de las violas da gamba. Los arreglos de Fahmi Alqhai para que suenen xácaras y bulerías, folías o seguiriyas, son extraordinarios, y resulta visual y melódicamente impactante el trino que consigue hacer con su viola da gamba a dúo con Arcángel o con la estupenda guitarra flamenca de Miguel Ángel Cortés. El público sanluqueño aplaudió con ganas a Arcángel y Accademia del Piaccere. Una iniciativa estupenda de la Consejería de Cultura y Ayuntamiento, que se correspondió con una generosa asistencia de público. La conmemoración de un quinto centenario, tan importante como el de la Primera Circunnavegación, necesita, para navegar bien, proyectos culturales de alto nivel, como el que pudimos disfrutar el pasado sábado 10 de la mano de estos grandes artistas. Primus circunmdedisti me.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios