Antón García Abril | Compositor

“Cuando surge una obra, no espero que haya encargo; me la encargo yo mismo”

  • El músico turolense, destacado por sus composiciones para cine y televisión, visita hoy Cádiz para acudir al concierto inaugural del Festival de Música Española, donde se interpretará su obra ‘Cantos de Ordesa’

Antón García Abril, durante un homenaje recibido en Granada en el año 2015. Antón García Abril, durante un homenaje recibido en Granada en el año 2015.

Antón García Abril, durante un homenaje recibido en Granada en el año 2015. / Álex Cámara

El Festival de Música Española de Cádiz recibe hoy, día en el que comienza su 16 edición, a un invitado de lujo, a uno de los mejores compositores españoles contemporáneos: Antón García Abril (Teruel, 1933). Suya será la primera obra del concierto inaugural, Cantos de Ordesa, una pieza que interpretará la solista Isabel Villanueva con la Orquesta de Córdoba, dirigida por Michael Thomas. García Abril, músico destacado por sus composiciones para cine y televisión con El hombre y la tierra como obra más reconocida, estará hoy en Cádiz para acudir a este concierto, pero también participará en la presentación de un taller sobre música de cine.

–¿Qué es 'Cantos de Ordesa'?

–Es un concierto de viola. Se llama así por una visita que hice a Ordesa, un paraje que merece la pena visitarlo en el Pirineo aragonés, un parque natural, y fue un punto de impulso y una inspiración para poder hacer este concierto que protagonizará una magnífica violista como Isabel Villanueva con la Orquesta de Córdoba.

–Leo que la obra es de 2012, ¿es correcto?

–La verdad es que no llevo un control de las fechas, pero sí, es una obra bastante reciente. Se estrenó en España, y después ya no se ha tocado más. Así que el concierto de Cádiz es como un nuevo estreno.

–¿Y pese a su trayectoria profesional está nervioso ante reestreno?

–No, más que nervioso estoy expectante por conocer la versión que hacen los músicos, tanto la orquesta como la solista. Aunque a la violista la he oído y es espléndida, he trabajado con ella y me ha sorprendido la interpretación formidable que hace de la obra. Y con la orquesta estoy seguro de que la hará muy bien porque el director ya ha hecho obras mías, es muy conocedor de mi música y es muy buen maestro. Y la orquesta tiene prestigio. Harán una buena versión.

–¿Y cómo será mañana su papel en el taller de música de cine?

–Será la presentación de un taller de música de cine, pero no puedo quedarme porque tengo que acudir a un concierto en Segovia en el que se me hará un homenaje. Pero quedará constancia de mi presencia porque grabaré un vídeo para la presentación, porque tengo que salir a primerísima hora de Cádiz.

–¿Es el de las bandas sonoras un universo especial dentro de la música?

–Es un universo como cualquier otro porque la música tiene muchos caminos, interminables. En el mundo que estamos viviendo ahora se llama mucho a la fusión, estamos en un momento en el que se están fusionando todas las músicas: la clásica con el flamenco, con el jazz, con el pop... por descontado con la música popular. Es un mundo que tiene muchos campos y todos tienen unos caminos interesantes para desarrollar. Por ejemplo, hoy los jóvenes, intérpretes y compositores, están desarrollando un camino precioso que es la música de cámara. Y luego, el Festival de Música Española de Cádiz, ése sí que es una puerta grande. Y aquí tengo que reconocer que tuve algo que ver en la creación de este festival.

–¿Cómo fue?

–Fue hablando con una gran mujer como Elena Angulo, y también con la Cátedra Manuel de Falla, el Conservatorio, y los directores del festival: Reynaldo Fernández y Manuel Ferrand.... Coincidíamos en que con los medios que Andalucía tenía de intérpretes, de conservatorios, de orquesta sinfónicas, eran suficiente para crear un gran festival de música española de todas las épocas y de todas las estéticas. Me siento muy ligado a este festival, y me alegra profundamente que vaya adelante y se sigan haciendo cosas importantes.

–Es un festival, además, donde hay obras nuevas, como las del taller de mujeres compositoras, pero que también pone el acento en recuperar obras antiguas.

–Sí, claro, es un gran festival, es un festival que yo como compositor y como español me siento muy identificado con él. Vaya mi mensaje de aliento a todos los que forman parte del festival.

–Hablaba antes de la inspiración en 'Cantos de Ordesa' ante el paisaje: ¿cómo afronta un compositor un encargo para cine o televisión? ¿Es distinta la inspiración?

–Bueno, una cosa es la inspiración del compositor, otra cosa es la realización de un proyecto y otra los encargos. Son cosas distintas. Generalmente, en todas las épocas, la mayoría de las obras se han escrito por encargo. Aunque otras, como el de Ordesa, no se correspondió con ningún encargo, fue una necesidad imperiosa y la escribí por cuenta y riesgo de mi persona (ríe). Cuando hay una obra así, cuando surge, no espero a que haya encargo; me la encargo yo mismo.

–Pero para cine y televisión hay un guión establecido, una idea, unas imágenes...

–Bueno, eso es un encargo como cualquier otro. Yo he escrito muchísimas obras para el cine, encargo siempre; he hecho mucha música televisión, encargo siempre; he hecho música para la ópera, para el Teatro Real, encargo, y muchos encargos de obras sinfónicas y de cámara..., y no varía mucho. Lo que varía es el contenido de cada obra y lo que es realmente la forma musical, porque eso te impone una forma, una manera de trabajar, pero viene a ser lo mismo hacer una ópera que hacer un trabajo para una serie de televisión o una música de cámara. El compositor, de alguna manera, estructura la obra, el contenido que debe tener para el grupo social para el que la ha desarrollado.

–Su melodía más famosa, la más mediática, como se diría ahora, es la de 'El hombre y la tierra': ¿es también su favorita?

–(Ríe) Bueno, vamos a ver, vamos a ver, vamos a ver; si usted me pregunta cuál es mi música favorita para la televisión, pues es una de las favoritas, al lado de series importantes como Fortunata y Jacinta o Anillos de oro, pero naturalmente la que más impacto ha tenido, no solamente en España sino en todo el mundo, ha sido El hombre y la tierra, y es una de mis favoritas.

–Pero habrá más composiciones de la que se sentirá orgulloso.

–Hombre, por el trabajo, no hay duda de que El hombre y la tierra es uno de los trabajos más importantes que he hecho para televisión. Fueron como ocho años trabajando en contacto permanente con Félix Rodríguez de la Fuente, hice toda la música. Porque mucha gente cree que la música mía, la única, es la de cabecera, pero no conoce que todas las músicas que salen en El hombre y la tierra están escritas por mí.

–Incluso cuando aparecía el lobo.

–Hombre, por descontado (ríe)

–Tiene usted muchísimas composiciones, un abanico amplísimo, e incluso en 1969 musicó poemas de Rafael Alberti con el poeta en el exilio y aún en plena dictadura.

–Claro, yo tuve mucho contacto con él cuando era exiliado en Roma, era amigo personal de él, muy amigo. Me encontré con él en Roma, y con María Teresa, y tuve una estrecha relación de amistad sincera. Efectivamente, esas canciones se hicieron en una época en el que él estaba en el exilio, con una gran cantante de música popular española, Mikaela, que también tuvo una buena relación con Rafael. Fue un proyecto bonito, con canciones de aquella época, para el pueblo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios