XXIII festival iberoamericano de teatro Arranca una nueva edición del festival gaditano

Animalario considera un "privilegio" inaugurar el FIT

  • La compañía abre esta noche el festival con 'Argelino, servidor de dos amos', una versión libre de Alberto San Juan del 'Arlequino' de Goldoni · Javier Gutiérrez, protagonista, anuncia una obra "actual"

El Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz afronta desde hoy una nueva edición, la número 23, que se abrirá en el Gran Teatro Falla con la obra Argelino, servidor de dos amos, que pondrá en escena la compañía Animalario, en una coproducción con Teatro de la Abadía. Se trata de una versión libre de la obra de Carlo Goldoni Arlequino, servidor de dos amos, cuyo texto es responsabilidad de Alberto San Juan. El actor Javier Gutiérrez, que encarna al personaje protagonista, considera un "privilegio" abrir el festival y anuncia una comedia "actual" y con mucha música. El telón se alza a las nueve de la noche.

Argelino, servidor de dos amos surge tras un encargo que Teatro de la Abadía hace a la compañía Animalario. La obra se estrenó en el teatro madrileño en diciembre del año pasado, un día 13, y desde septiembre se encuentra inmersa en una gira que ahora la trae a Cádiz. Javier Gutiérrez afirma que la obra está teniendo "muy buena acogida", y explica que es un homenaje a Goldoni: "Alberto San Juan ha hecho una versión de un texto que es una joya, el máximo exponente de la comedia del arte. Ha mantenido los roles y la estructura de la obra de Goldoni, pero ha transformado la acción. Arlequino es aquí Argelino, un inmigrante que huye de su país en patera buscando un mundo mejor. Hay bastantes licencias, pero no se pierde de vista la comedia".

El montaje, de algo más de dos horas de duración, cuenta con música, mucha música, y bebe de muchas fuentes, como explica Gutiérrez: "Hay vodevil, ironía, sacasmo...". La historia es un drama, porque un drama es la inmigración y porque un drama es lo que vive Argelino, que llega a un mundo "demasiado cruel", aunque afronta su vida, su futuro, de una manera muy particular: "He venido a este mundo a disfrutar, a vivir la vida", dice el protagonista en un momento de la representación.

Javier Gutiérrez reconoce que el montaje de Animalario, en coproducción con Teatro de la Abadía, no es nada ortodoxo, pero afirma que en este punto radica "lo atractivo del espectáculo".

Y además de homenajear a Goldoni, Gutiérrez explica que la intención de Animalario es recordar también la figura de Fanny Mikey, a quien conocieron cuando la compañía abrió el Festival Internacional de Colombia y cuya personalidad dejó en todos ellos un recuerdo vivo difícil de borrar: "Era una persona que respiraba teatro por todos los poros de su cuerpo. Dedicaremos a ella el espectáculo".

El actor afirma que inaugurar el FIT es "un privilegio", en una ciudad con "mucha afición al teatro". Y recuerda la otra vez en que estuvo con Animalario sobre las tablas del Falla: fue con Hamelin, de Juan Mayorga, la obra con la que la compañía ganó el Premio Nacional de Teatro.

Mientras, Javier Gutiérrez prosigue con su frenética actividad actoral, pues salta de manera habitual del teatro a la televisión, y viceversa, o al cine. El pasado viernes, sin ir más lejos, estrenó Santos, la película en la que comparte cartel con Guillermo Toledo -también de Animalario-, Leonardo Sbaraglia y Elsa Pataky.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios