Cultura

Almodóvar y Banderas afrontan el rodaje de 'La piel que habito'

  • La película, que cuenta con un presupuesto de diez millones de euros, supone el reencuentro del director manchego con Marisa Paredes y el actor malagueño

Santiago de Compostela será el escenario a partir de mañana de La piel que habito, la nueva película de Pedro Almodóvar, en la que se reencontrará con Antonio Banderas y Marisa Paredes y que estará también protagonizada por Elena Anaya. La decimoctava película del director manchego, que cuenta con un presupuesto de diez millones de euros, iniciará su rodaje -que se prolongará durante once semanas- en Santiago de Compostela y en el espectacular Pazo de Oca, en A Estrada.

Pero además de Galicia, la cinta, que cuenta con la colaboración de la Consellería de Cultura y Turismo de la Xunta de Galicia y del Gobierno de Castilla-La Mancha, se rodará también en Madrid y Toledo, en un cigarral a pocos kilómetros de la ciudad.

Protagonizada por Antonio Banderas, Elena Anaya, Marisa Paredes, Jan Cornet y Roberto Álamo, cuenta también con la participación de Blanca Suárez, Eduard Fernández, José Luis Gómez, Bárbara Lennie, Susi Sánchez, Fernando Cayo y Teresa Manresa. Además del reencuentro con los actores Antonio Banderas y Marisa Paredes, Almodóvar vuelve a colaborar con técnicos asiduos a su filmografía, como José Luis Alcaine como director de fotografía, su fiel José Salcedo como montador, y su imprescindible músico Alberto Iglesias.

La piel que habito está libremente inspirada en la novela Tarántula del escritor francés Thierry Jonquet, en la que se retratan los desvelos del doctor Ledgard, un eminente cirujano plástico, por crear una nueva piel gracias a los avances de la terapia celular. Su mujer falleció quemada en un accidente de coche y Ledgard, doce años después y obsesionado con crear una nueva piel con la que hubiera podido salvarla, consigue su objetivo cultivándola en su laboratorio gracias al desarollo de las investigaciones sobre terapia celular. Para ello, no dudará en traspasar una puerta hasta ahora terminantemente vedada: la transgénesis con seres humanos, pero, ¿será ése el único crimen que cometerá?

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios