Cine

Alcances se suma a Halloween con la proyección de dos películas

  • ‘El otro’ y ‘El hombre de mimbre’ se podrán ver el sábado en el ECCO desde las 18.00 horas

Carteles de las dos películas que se proyectarán el sábado en el ECCO. Carteles de las dos películas que se proyectarán el sábado en el ECCO.

Carteles de las dos películas que se proyectarán el sábado en el ECCO.

Alcances, como marca cinematográfica de Cádiz, se estrena el próximo sábado 31 de octubre invitando a la ciudadanía a vivir una ‘Noche Fantástica’ en el ECCO (Espacio de Cultura Contemporánea de Cádiz) desde las 18 horas con motivo de Halloween.

Esta actividad viene a cumplir el deseo de Alcances de extender su actividad más allá de las tradicionales fechas de su Festival de Cine Documental, entre las que se integrarán, además de ciclos de cine, actividades formativas para la formación de nuevos públicos, exposiciones o concursos cinematográficos.

Así, Alcances comienza en este año tan especial sus actividades fuera de las fechas del festival celebrando la noche de Halloween, o de Todos los Santos, según sea la creencia o tradición de cada cual. Se propone un pequeño maratón de dos películas –las circunstancias sanitarias hace prudente que no sean más– en el que se recuperan dos clásicos del terror psicológico, de primeros de los 70, una época donde el terror huía de vísceras y baños de sangre y prefería centrarse en inquietar con historias que apelaban a la intriga y a mostrar un mundo donde no todo era lo que parecía, donde extrañas fuerzas ya fueran interiores, ya fueran sociales, perturbaban a la gente. Esta atractiva vía quedó mermada con la llegada poco después de estos filmes de La matanza de Texas que abrió un nuevo camino para gloria de generaciones de adolescentes, pero su testimonio quedó allí.

La primera de estas películas es El otro de Robert Mulligan. El director de Matar a un ruiseñor mostraba de nuevo su habilidad en retratar los ambientes rurales de Estados Unidos en los años 20 con una variación del clásico tema del terror del doble, aunque no se sabe más donde está el mal, si en sus pequeños protagonistas o en el asfixiante clima de un pequeño pueblo perdido en la interminable campiña norteamericana.

Por su parte El hombre de mimbre, de Robin Hardy, es un film rodado en plena decadencia de la gran época del terror gótico británico, cuando el prodigioso ciclo de la Hammer ya no daba más de sí. Es una rareza muy apropiada para la fecha del 31 de octubre, pues el conflicto entre cristianismo y paganismo que ofrece en su metraje no deja de ser el debate que genera en la actualidad esta fiesta.

En cualquier caso, las dos películas reflejan también muy bien su momento, una cierta paranoia tras los escándalos políticos y magnicidios de los 60, que dejó un poso de desconfianza y como en el caso de El otro, la dificultad de saber dónde está la verdad o quién miente; dos filmes que merecen una recuperación y que ofrecen unos estilos de inquietar que apelan más a la inteligencia del espectador que a sus vísceras, y una cinéfila forma de celebrar la noche de las brujas y los aquelarres.

Para asistir a estas proyecciones habrá de realizarse inscripción enviando un mail a produccion@alcances.org facilitando los datos personales y de contacto de hasta tres personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios