46 muestra cinematográfica del atlántico 3 Actividades y previa del día

Alcances abraza la creación exprés en su primera cita con Cinestres

  • El festival de cortos vive su debut gaditano a través de 16 grupos de cineastas dispuestos a sorprender Los premios se entregarán el sábado en la gala de clausura de Alcances

El calor abraza y abrasa Cádiz en la mañana del 10 de septiembre con tanta fuerza que pareciera estar vengándose de un verano demasiado amable para lo acostumbrado. El sol castigador del fin del estío despierta las neuronas de un grupo de cineastas intrépidos que buscan por las calles de la capital historias cercanas; algunas amables, otras exóticas, las mayoría con una eminente carga social y de denuncia, todas ellas fruto de una planificación improvisada que conforma esta iniciativa joven pero con ganas de quedarse. El festival Cinestres abraza con fuerza a la 46 Muestra Cinematográfica del Atlántico Alcances buscando ardor y ésta le responde extendiéndole la alfombra roja esperemos que por mucho tiempo. Una ola de calor y talento con mucho rodaje.

"Alcances se ha volcado con nosotros y hemos recibido un abrazo de su parte", explica Natanael Bello, una de las tres puntas del tridente que conforman Cinestres en su debut gaditano. Los otros dos pilares son Alejandro López Tovar y Mercedes Fernández-Melero Fernández, organizadora del proyecto cuyas anteriores ediciones han tenido Sevilla como núcleo. A la hora en la que Bello nos explica con entusiasmo la razón de ser de la convocatoria, tocando el mediodía, ya habían pasado por el Centro Cultural El Palillero los 16 grupos inscritos en este certamen de cine "urgente" para recoger sus acreditaciones y ponerse a trabajar. Los participantes deben grabar, montar y editar sus trabajos, cortos documentales de no más de 8 minutos de duración y con una fuerte presencia de la ciudad de Cádiz como testigo de sus andanzas, en apenas un par de días. Toda una proeza solo al alcance de los más valientes dispuestos a relatar la cotidianidad bajo un sol de justicia.

Bello y Fernández-Melero coinciden en una entrañable idea: a ambos les hubiera encantado ser participantes de Cinestres. "Es la experiencia gratificante de ver una obra tuya en pantalla grande, al igual que la saqué yo con algunos amigos hace unos años en una iniciativa similar. Y los premios son un motivo de felicidad", asegura la también presidenta de Acinea (Asociación de Cineastas y Profesionales Audiovisuales de Andalucía). En efecto, Cinestres no solo cuenta con la cobertura de Alcances sino también con el patrocinio de la Fundación Municipal de Cultura, Onda Cádiz, Torre Tavira y Canon, que ofrece a los ganadores del premio a la Mejor Fotografía una cámara EOS 70D. El premio grande al Mejor Corto que entrega Onda Cádiz está dotado con 1.000 euros.

A por uno de ellos se dirigen Antonio Campos y Sara Gallardo, isleño y chiclanera, que antes de las 12.00 de la mañana ya grababan sonidos y recursos en la transitada calle Ancha. Al fondo, el tema What a wonderful world interpretado por un músico callejero y en el objetivo contar la influencia de la industria tabaquera en Cádiz y la situación tras el cierre de Altadis, en la que es su primera colaboración conjunta.

"Queríamos un enfoque original, sin datos en la mano pero tomándolo como un golpe al ánimo de Cádiz, a su industria, un dolor sentimental y con un punto de vista que recordara, también, la historia de las tres rosas de Tabacalera", relata Campos. En efecto, el espinoso tema de las cigarreras asesinadas en el 36 por su afiliación a la CNT planea sobre este corto que recorre la ciudad desde la Antigua Fábrica de Tabacos a la Zona Franca.

El olor de aquellas rosas vivas nos conduce también a otro punto en esta sucesión de rodajes exprés. En la inmediaciones del Mercado de Abastos y la Plaza de las Flores, el realizador serbio Marko Simic y su compañera Natasa buscan con la cámara a esos gaditanos que nacen donde quieren, tras la excelente acogida de su último trabajo La ciudad que canta, dedicado al Carnaval callejero. "Queríamos retratar a varios gaditanos nacidos fuera y hablar de la ciudad y su gente", expone Simic seguro de querer ganar esta edición de Cinestres y con un nuevo proyecto bajo el brazo que volverá a tener a la idiosincrasia local, la suya propia, como absoluta reina.

Y es que Cádiz encierra mil historias en una. "Como oriunda, creo que los gaditanos gustamos a la gente. Es un lugar que enamora y atrapa, sin caer en estereotipos. Andalucía tiene un potencial creativo impresionante y pocos sitios donde desarrollarlo", cuenta Fernández-Melero.

Por su parte, Bello conecta en este sentido al aseverar que Cinestres "posibilita también que el público tenga un papel activo y si juntas el marco de Cádiz con la plataforma de Alcances, animas a la gente a tomar parte como creadores en una ciudad con una historia en cada esquina".

Para ambos, esta iniciativa supone un impulso necesario al documental, que "no te deja indiferente y te hace salir de la sala dándole vueltas al coco. El cine es inherente a la esencia cultural humana y una idea tan bonita como Cinestres te exprime la creatividad", cuenta Bello. Su compañera de batalla lo deja claro en esta frase: "Necesitamos cine, personas que creen fantasía y descanso mental, que cuenta la verdad y lo que podría ser". Cinestres es, desde luego, una cálida realidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios