Cultura

Adaptan al teatro 'La sonrisa etrusca', de Sampedro

  • El escritor, que ha dado el visto bueno a la primera versión, se muestra "muy ilusionado"

José Luis Sampedro cree que La sonrisa etrusca, una de sus novelas más famosas, se podría llevar con facilidad al cine, pero nunca se le ocurrió "la posibilidad de una versión teatral". Por eso, está "muy ilusionado" con la adaptación que ha hecho Juan Pablo Heras, a la que ya ha dado el visto bueno. "Confieso que, además de ilusión, siento curiosidad por ver cómo resulta todo". La novela, la primera de este escritor y economista, no ha dejado de reportarle satisfacciones desde su publicación en 1985. "Uno de los motivos por los que me decanté por la novela es por ser noctámbulo. Puedo escribir mis novelas de madrugada, enviárselas a mi agente literaria y despreocuparme -comenta el escritor-. Pero la dramaturgia tiene otras exigencias".

La iniciativa de convertir en obra de teatro La sonrisa etrusca partió del actor Nacho Castro, de 32 años, que quedó subyugado por el potencial dramático que late en la novela y por la historia de ese viejo campesino calabrés que viaja a Milán a casa de sus hijos, para someterse a exámenes médico, y allí descubre a su nieto y también el amor de una mujer.

Para Juan Pablo Heras, lograr una versión teatral convincente es un auténtico reto "y no porque falten en ella rastros de drama: los personajes son sólidos y funcionan con precisión en una red articulada de conflictos con potencial dramático -dice-. Miles de lectores se han enamorado poco a poco de ese viejo cascarrabias, machista, tozudo y sin embargo adorable, que se enternece poco a poco con el calor de sus dos amores crepusculares: Brunettino y Hortensia".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios