segunda convención empresarial | confederación de empresarios de cádiz

"Ya se ven otras caras"

  • Los empresarios empiezan a notar la recuperación pero reclaman más financiación y, sobre todo, "estabilidad" en el panorama político nacional

Resulta que existe una hormona, la exitosina, que lleva al éxito. Muchos se enterarán hoy. Algunos lo hicieron ayer y el autor de este descubrimiento, Paco Ortiz (presidente de la empresa Xtraice), dio cuenta de que ya lleva tiempo con esa hormona asimilada y, además, no piensa medicarse. Paco Ortiz fue el primer centro de atención (uno de muchos) de la segunda convención empresarial organizada por la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC) en el Hotel Valentín, del Novo Sancti Petri, en Chiclana. Ortiz se encargó de explicar cómo lograr el éxito empresarial, que parte de la base de que se gana levantándose tras las caídas y aprendiendo de los errores.

De eso saben muchos de los casi 600 asistentes de ayer a la convención. Representantes de todos los sectores productivos de la provincia de Cádiz. Fueron, exactamente, 578. Iban a ser 579, pero faltó uno, como recordó emocionado el presidente de la CEC, Javier Sánchez Rojas. Quien faltó fue el padre de su antecesor y presidente de honor de los empresarios gaditanos, Miguel González Saucedo. Su progenitor falleció recientemente.

Pero el discurso de Sánchez Rojas, como el del presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido (principal patrocinador del evento); como del presidente de la CEA (Confederación de Empresarios de Andalucía), Javier González de Lara; como del presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Antonio Garamendi, tuvieron varios nexos comunes. Uno de ellos, "que ya se ven otras caras".

Lo dijo Sánchez Rojas y lo repitió en su discurso González de Lara. "Felicidades -dijo desde la tribuna el presidente de los empresarios andaluces-; porque estuve en la convención de hace dos años y hoy estoy aquí y veo este aforo y veo otras caras". Con datos en la mano, o en la memoria, los dirigentes empresariales explicaron que las sombras se van disipando, pero hace falta aún mucha luz.

La financiación fue otro de los núcleos argumentales de la patronal. Y, cómo no, la "incertidumbre política". A ninguno de los cuatro escapó que el país aún no tenga Gobierno. "La parálisis política existente en España y la falta de estabilidad amenazan con interrumpir la senda ascendente de la economía española", explicó Garamendi. En la misma línea se pronunció en su intervención el presidente de la Fundación Cajasol.

Pero el máximo responsable nacional de las pymes también hizo hincapié en la "función social" que poseen los empresarios. "Que el año pasado se generaran 550.000 puestos de trabajo es una buena noticia, pero el punto clave es que, de los 550.000, 450.000 lo ha generado la empresa privada, lo hemos generado los empresarios", insistió. Para Garamendi los empresarios son "los creadores de riqueza, somos los creadores de empleo" por lo que "es el momento de que los empresarios estemos ahí y que nos dejen hacer lo que sabemos hacer que es generar riqueza y generar empleo".

El presidente de los empresarios gaditanos trajo esa realidad a la provincia. Javier Sánchez Rojas recordó que "en los últimos tres años se han recuperado en la provincia 35.000 empleos". Y añadió que "el 99 % de esos nuevos empleos están creados por empresas, no por quienes, acomodados en la crítica, no saben lo que es pagar una sola nómina, y mucho menos poner en riesgo su zona de confort para intentar crear, desarrollar una idea, parir un negocio, generar empleo y si sale bien y no te aburren con trabas y zancadillas, sacar un legítimo beneficio", criticó.

Para el representante de los empresarios gaditanos "se podrá discutir el ritmo pero la recuperación existe aunque ahora empieza a estar otra vez en riesgo por el contexto político nacional". En este sentido apuntó que "en Cádiz lo notamos porque aguas abajo se nota todo más. La macro (economía) aún no lo nota, aunque ya hay datos de incertidumbre, pero en la micro, que es donde estamos en la provincia, con un 87% de micropymes, nos sentimos con eso preocupados".

También la clase política se llevó su tirón de orejas (en el acto estaban presentes desde la presidenta de la Diputación, Irene García, al alcalde de Chiclana, José María Román, entre otros responsables autonómicos y provinciales). La "falta de diálogo" que posibilite acuerdos beneficiosos para la provincia fue el argumento, antes repetido, por el presidente de la CEC.

Pero lo verdaderamente importante, por cuanto a conclusiones se refiere, llegó justo antes de la intervención de Sánchez Rojas. Siete ponentes en nombre de otras tantas mesas de trabajo que, desde hace más de cuatro meses, han estado buceando en los principales sectores productivos de la provincia: agrícola, agroalimentario y pesquero, construcción, creación de empresas, industria, turismo y logística y comercio. Estos siete grupos, en representación de los 150 profesionales que han participado en la elaboración de las conclusiones, han analizando debilidades, sus fortalezas y, sobre todo, por dónde tirar en el futuro. Al menos, hasta dentro de dos años, cuando vuelvan a verse más caras y con la sonrisa más abierta.

Porque, como no se cansa de repetir el presidente de la patronal gaditana, "que nadie olvide que quienes crean empleo somos los empresarios". "Necesitamos un plan que ponga a las empresas en el centro porque el empleo, la riqueza, no va a venir de ningún maná prometido. El empleo que se crea, el que se mantiene y el que está por venir, es de las empresas". Así sea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios