Protesta Ecologista

Los vecinos de Zahara de los Atunes reciben el compromiso de que el eucalipto no irá al suelo

  • La repercusión de la exigencia vecinal ha permitido salvar este ejemplar con más de 60 años

Antonio Varela se ha fotografiado junto a este eucalipto sexagenario tras evitar que fuese derribado. Antonio Varela se ha fotografiado junto a este eucalipto sexagenario tras evitar que fuese derribado.

Antonio Varela se ha fotografiado junto a este eucalipto sexagenario tras evitar que fuese derribado. / D.C. (Zahara de los Atunes)

Siempre se ha dicho que la unión hace la fuerza, y ahora con las redes sociales más, ya que han sido muchas miles de personas las que han visto, leído y compartido la información publicada en la web de Diario de Cádiz, y en la edición en papel de este medio de comunicación.

Esa repercusión mediática ha ayudado a Antonio Varela, y a los vecinos de este núcleo de población a lograr que su exigencia de que un eucalipto con más de 60 años no termine en el suelo, ya que esa era la pretensión de una promotora de viviendas que quería continuar las obras de construcción de nuevas casas en una parcela conocida como Los Huertos.

Antonio Varela mostró su intención de encadenarse, un propósito que no ha tenido que realizar al serle comunicado a última hora de la noche de este domingo 22 de septiembre, que no será derribado este ejemplar sexagenario. Este zahareño cree que la repercusión que la noticia ha tenido en las redes sociales, y la cercanía que los medios de comunicación tienen ahora con los ciudadanos a través de estos medios, ha permitido que esta historia tenga “un final feliz".

Fue una propuesta que Miguel, un vecino que vive cerca de donde se encuentra este eucalipto, le hizo llegar a Antonio Varela, que sabía que era asiduo a las redes sociales. Aparte de su significado en la historia del pueblo, este ejemplar es un dormidero para muchas especies de aves, por lo que forma parte del ecosistema medioambiental. A ello se une a que es de los pocos árboles de gran porte que quedan en este núcleo de población que ya perdió años atrás una palmera de grandes dimensiones y que incluso estaba incluida en su escudo.

Todo ello movió a Antonio, quien fue recibiendo apoyos de los vecinos, incluido el presidente de la Entidad Local Autónoma (ELA) de Zahara, Agustín Conejo, que ya anunciaba la creación de una Ordenanza para proteger este tipo de árboles.

Antonio no ha dudado esta mañana en fotografiarse junto a este eucalipto sexagenario con una gran sonrisa al haberse logrado que siga en su lugar muchos años más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios