Provincia de Cádiz

Los usuarios consideran escasa la oferta comercial del centro

  • En los últimos siete años la cifra de establecimientos ha aumentado en un 14% desde 2001. Sin embargo, lo único que disminuye son las tiendas de alimentación

A tenor de los resultados de un estudio sobre la demanda y la oferta comercial de las calles del centro histórico se hace más patente la necesidad de poner en marcha el denominado proyecto Centro Comercial Abierto (CCA), con el que se trataría de revitalizar este sector con claros síntomas de deterioro, sobre todo por la presencia cercana de medianas superficies y de grandes centros comerciales en la periferia y poblaciones vecinas. Los datos que arroja el análisis realizado por la empresa Consoltur, que ha diseñado un plan de marketing para este año y el próximo en el casco antiguo, no sorprenden por su novedad, pero sí que certifican la situación actual de una manera oficial.

De dicho estudio se desprende que la mayoría de los clientes del centro no están conformes con la oferta que presentan los más de 300 establecimientos que ocupan las calles incluidas, por el momento, en el CCA (entorno del mercado, Misericordia, Luna, Vicario, Ganado, Palacios, Nevería). Así, el 73 por ciento de los encuestados por Consoltur consideran que al centro histórico le falta oferta. No obstante, la clientela muestra ciertas dificultades a la hora de señalar qué tipo de negocios son los que hacen falta en esta zona de la ciudad. Eso sí, la mayoría se refiere a franquicias y tiendas de marcas conocidas. En cierta manera, los propios comerciantes del CCA coinciden con la idea que tienen sus clientes: el 28% de los negocios admiten que la oferta actual es reducida, y además, de baja calidad, mientras que el 50 por ciento opina que la oferta, aunque reducida, sí que posee el valor de la calidad.

Otro dato que aporta el estudio y que insiste en la necesidad de unión de los comerciantes para dar un impulso al sector es la manifiesta descoordinación existente entre ellos a la hora de establecer los horarios. Casi la mitad de los comerciantes abren los sábados por la tarde, mientras que el 37 por ciento no lo hace nunca por, precisamente, falta de clientela. Aún así, el 42 por ciento estaría a favor de que todos abrieran las tardes de los sábados.

Otras desventajas que muestra actualmente el futuro CCA, y que pretenden ser resueltas por el mencionado plan de marketing de Consoltur (auspiciado por la Concejalía de Comercio), son el escaso uso que hacen los clientes del transporte público (y excesivo del coche particular), la valoración muy negativa sobre los accesos y falta de aparcamiento, y la poca utilización de las nuevas tecnologías en la gestión de los negocios. La clientela del centro histórico, como perfil medio, está compuesta por mujeres, de entorno a los 40 años de edad, que acuden al centro en coche, dos o tres veces por semana, pero, y ahí está la clave, en su mayoría para hacer gestiones en los bancos. Y es que uno de los puntos que trata el plan de marketing 2008/09 es el de limitar la presencia de entidades financieras en el entorno. De hecho, la visita al mercado de abastos se sitúa en el séptimo lugar de ocho entre las opciones de los clientes para ir al centro. No en vano, los bancos y servicios similares han crecido en número en los últimos años entorno al 50 por ciento, habiendo 35 entidades en 2001 y 53 en la actualidad.

En realidad, en los últimos siete años se ha ampliado el número de establecimientos en un 14 por ciento, contabilizándose hoy día 316 negocios en total en todo el perímetro del CCA. Han aumentado todas las tipologías de locales comerciales (textil, hogar, salud e higiene, especializados...), pero resalta la disminución de las tiendas de alimentación (quizás también relacionado con la pérdida de clientes del mercado de abastos), que han pasado de ser 29 en 2001 a 20 en este año (un 31 por ciento).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios