Tribunales Cádiz

El TSJA confirma la condena a un hombre que abusó sexualmente de su sobrina de 13 años

  • La Audiencia Provincial de Cádiz le impuso una pena de dos años y tres meses de prisión

Una sala de vistas de la Audiencia Provincial de Cádiz. Una sala de vistas de la Audiencia Provincial de Cádiz.

Una sala de vistas de la Audiencia Provincial de Cádiz. / Jesús Marín

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha ratificado la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Cádiz que condenaba a un hombre a dos años y tres meses de prisión por abusar sexualmente de su sobrina cuando ésta tenía 13 años

La resolución judicial de primera instancia recogía como hechos probados que el 20 de enero de 2018 la menor se encontraba en el domicilio de su tía paterna y su marido, quien conocía a la niña desde que tenía dos años. “Existía por ello una relación familiar normalizada y de contactos frecuentes”, subraya la sentencia.

El tribunal de la Sección Cuarta de la Audiencia de Cádiz, que juzgó el caso, vio probado que aquel día, sobre las 16:30 horas, el pederasta, aprovechando que su sobrina se encontraba tumbada a su lado en la cama del dormitorio principal, mandó a su hijo –quien jugaba con la menor con el teléfono móvil– al salón y, pasándole un brazo por encima de los hombros a la niña, le agarró con la otra mano la cara guiándola hacia él para darle un beso en la boca.

El adulto, con evidente propósito de satisfacer sus deseos sexuales, comenzó a realizar tocamientos a la menor y, con el mismo objetivo, cogió su mano y se la llevó hacia su muslo al tiempo que le decía que no tenía pantalones, encontrándose efectivamente en ropa interior bajo la manta.

Acto seguido, el tío le dijo a la niña que si ella quería, podía ganar mucho dinero y que no debía contar nada porque si se enteraba la familia, los iban a matar a los dos.

La resolución judicial, de la que fue ponente la magistrada María Isabel Domínguez, estimó probado que cuando el padre de la víctima fue a recogerla, el tío insistió para que la menor se quedara a dormir aquella noche en la casa, una propuesta que ella rechazó. Una vez que la chica llegó a su domicilio habitual, contó lo sucedido entre llantos. La denuncia se interpuso inmediatamente.

Durante el juicio, que se celebró el 18 de febrero de 2019 en el Palacio de Justicia gaditano, la Fiscalía solicitó para el procesado la pena de cuatro años de prisión por el delito de abusos sexuales a una menor de 16 años. Tres días antes de la vista oral, el encausado consignó la cantidad de 3.000 euros en concepto de indemnización a favor de su sobrina, lo que le valió una rebaja en la pena privativa de libertad finalmente impuesta por el tribunal, que apreció la atenuante de reparación del daño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios