Provincia de Cádiz

Los trabajadores de Pascual se quedan sin cobrar la nómina de noviembre

  • La Junta insiste en que el empresario tiene a su disposición 8 millones de euros consignados por el SAS ante los Juzgados

Este documento prueba que la Junta tiene ya consignado ante los jugados los 8 millones de euros. Este documento prueba que la Junta tiene ya consignado ante los jugados los 8 millones de euros.

Este documento prueba que la Junta tiene ya consignado ante los jugados los 8 millones de euros.

A pesar de que todo parecía atado con los bancos , un problema de última hora ha impedido a los empleados de los seis hospitales de Pascual cobrar la nómina de noviembre. Fuentes de la empresa y del comité intercentros confirmaron, por ambas partes, que falta un documento bancario que permitiría un descubierto en las cuentas de los trabajadores equivalente a la cuantía de cada una de sus nóminas. A cambio, la entidad bancaria tan sólo iba a cobrar un euro y medio de comisión por cada mil euros en descubierto.

Así se había planteado pero, a día de ayer, ese consentimiento no había llegado y todo parece indicar que seguirá sin llegar en los próximos días, lo que aleja la esperanza de cobrar de los más de dos mil trabajadores de Pascual.

Tanto una fuente como la otra coincidieron en una afirmación: "la cosa pinta mal". Y se aleja, incluso, la posibilidad de cobrar también la paga extra de diciembre, "y a ver qué pasa con la próxima nómina".

Por su parte, el empresario José Manuel Pascual sigue manteniendo que no tiene dinero en caja para pagar a sus empleados. A esto, la Junta de Andalucía, y más concretamente el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, le recuerda que tiene consignados ante los juzgados más de ocho millones de euros (8.277.914,77), que Pascual tiene a su disposición para cuando quiera.

De hecho, el documento emitido por el Juzgado de Primera Instancia número 21 de Sevilla indica, en el punto 4 de su Parte Dispositiva, que la parte interesada, o sea José Manuel Pascual Pascual, S.A., puede contar desde el día 1 de diciembre con estos ocho millones, con los que, según la Junta, podría ya pagar a sus empleados la nómina de noviembre.

Pero no será así, ya que desde la empresa sanitaria indican que con ese dinero no hay para cubrir los gastos que tienen estos seis hospitales, donde el capítulo de personal es tan sólo una parte, ya que los proveedores también están ya llamando a las puertas de Pascual.

Al parecer, este lunes podrían verse de nuevo las caras las dos partes, Junta y Pascual, para intentar buscar una salida a este conflicto que se encona cada vez más. Además, cabe recordar que, según la Ley Concursal, a partir de la tercera nómina impagada se puede declarar la insolvencia de una empresa. A partir de ahí, en dos meses, la firma está obligada a presentar concurso de acreedores.

En ese toma y daca, el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios tuvo ayer el detalle de priorizar la voluntad de alcanzar un acuerdo dejando a un lado cualquier ultimátum o fecha de caducidad a las negociaciones. A la vez, el chiclanero insistió en que, como es lógico, la Junta, en un tema tan inquietante como es la administración de la salud, tiene un plan B para el caso en el que haya que tirar la toalla en las negociaciones con el dueño de San Rafael.

A su vez, Jiménez Barrios vuelve a recordarle a Pascual que la Junta está tramitando el documento de la declaración de nulidad de la prestación de asistencia sanitaria en los hospitales Pascual en El Puerto, Villamartín y Sanlúcar entre el 31 de octubre de 2015 y el 1 de noviembre de este año. Por ese período, el SAS le quiere pagar a Pascual 60 millones de euros que ahora se están tramitando. Jiménez Barrios ofrece al empresario la posibilidad de utilizar ese documento que avala que, de aquí a principios de marzo, tendrá 60 millones a su disposición para conseguir un crédito bancario y así pagarle las nóminas a sus trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios