Provincia de Cádiz

Los trabajadores de Comes desconvocan la huelga en señal de "buena voluntad"

  • La empresa se compromete a readmitir a los despedidos en sustitución de los compañeros que se vayan prejubilando · Asegura, además, que no habrá más recortes de líneas, al menos durante dos meses

Poco más tarde de la ocho de la tarde de ayer, tras nueve horas y media de reunión, los representantes de los trabajadores de la empresa Transportes Generales Comes comunicaban su intención de desconvocar la huelga parcial anunciada para hoy y para mañana, como medida de presión para lograr la readmisión de los ocho despidos llevados a efecto por la empresa a mediados de febrero.

La Delegación de Empleo de la Junta de Andalucía, como mediadora entre Comes y sus trabajadores, fue, ayer tarde, la primera en comunicar la buena nueva y en reconocer que la desconvocatoria obedece a un "gesto de buena voluntad", ya que "no se ha ratificado un acuerdo definitivo", aunque sí se han consensuado "muchos de los aspectos nucleares del conflicto".

Por parte de los representantes de los empleados de la empresa de autobuses, el presidente del comité en Cádiz, Francisco Ortiz de Galisteo, notificaba a su salida de la reunión "que no había lugar para recibir la enhorabuena". "Sí porque hemos conseguido la readmisión de los ocho compañeros despedidos, pero no, porque han quedado pendientes escollos, creo que insalvables, de momento".

El acuerdo permitiría que las prejubilaciones de 2011 sean cubiertas por el personal despedido, que serían así readmitidos garantizándose las mismas condiciones sociales y económicas que tenían antes de ser despedidos.

El resto de concesiones han partido de los trabajadores, que han deseado dejar claro que el gesto de buena voluntad lo es hacia "Empleo, los usuarios y hacia las fuerzas de orden público". "A Empleo le agradecemos el alto grado de implicación y tolerancia demostrado así como a su buena disposición en todo momento", comenta Ortiz de Galisteo. En cuanto a los usuarios consideran que "no son merecedores de que se vean perjudicados, y más teniendo en cuenta de que se ha conseguido este preacuerdo con la consecuente readmisión de nuestros ocho compañeros".

La empresa parece haber aceptado concesiones propuestas por parte de los trabajadores, sobre todo en cuestiones relacionadas con la jornada laboral, aplicaciones de subidas de convenio o temas de uniformidad.

Pero aún queda pendiente un "serio escollo" que puede enturbiar la negociación. Según explica el presidente del comité de trabajadores en Cádiz, la empresa exige que éstos retiren tres demandas que tienen planteadas ante la Inspección de Trabajo. Pues incluso ahí, los empleados de Comes han aceptado retirar dos de ellas "pero nos negamos a retirar la tercera que conllevaría serias pérdidas económicas, sobre todo para los conductores de la empresa".

De fondo se encuentra la problemática planteada a raíz del anuncio por parte de Comes de nuevos recortes de líneas que se significarían en más despidos. Esta cuestión fue tratada en Sevilla el pasado miércoles entre Comes y la Dirección General de Transportes. Allí, los representantes de la Junta rechazaron la posibilidad de permitir la aplicación de nuevos recortes de líneas, "al menos hasta que no se analicen los efectos provocados por los recortes ya aplicados del 7,5% de las líneas". El portavoz del comité de empresa cuenta que la dirección les ha transmitido su compromiso de no hacer desaparecer más líneas, al menos durante dos meses, "mientras la Junta analiza los efectos de anteriores reducciones". Lo que ocurra a partir de ahí está aún por ver.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios