Provincia de Cádiz

La suerte de las almadrabas se juega desde hoy en la reunión del ICAAT

  • La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico se cita en Génova para decidir las cuotas de pesca España defiende un aumento de 10.500 toneladas para la UE

Las almadrabas gaditanas se juegan buena parte de su futuro en la 19ª Reunión Extraordinaria de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico, conocida como ICAAT por sus siglas en inglés. En este caso el encuentro tendrá lugar en Génova (Italia) desde hoy y hasta el próximo lunes 17 de noviembre.

En este encuentro se decidirá la cuota de pesca de las diferentes especies migratorias, como el atún o el pez espada, que le corresponderá a la Unión Europea y que posteriormente se repartirá entre los diferentes países dedicados tradicionalmente a esta práctica. En el caso de España, el Gobierno será luego quien decida cuántas toneladas corresponden a las cinco modalidades de pesca que capturan los túnidos: almadrabas, cerco, palangres, cebo vivo del Cantábrico y flota del Estrecho.

En los últimos años los científicos han comprobado como el atún rojo salvaje se ha recuperado de manera espectacular. Tanto es así, que en el último año las cuatro almadrabas gaditanas (Conil, Barbate, Tarifa y Zahara) han soltado más de 20.000 ejemplares. En las dos últimas campañas los empresarios que tienen la concesión de las almadrabas gaditanas han tenido que repartirse una cuota pírrica de 657 toneladas, y para que el negocio fuera rentable se han dedicado a comprar cuota a otras pesquerías, sobre todo del Cantábrico. La abundancia de capturas, certificada por los científicos y por el hecho de que los atunes estén mermando las existencias de sardinas y caballas en el Estrecho, invita al optimismo. Sin embargo, empresarios gaditanos como Pedro Muñoz, de Petacas Chico, que junto a Ricardo Fuentes gestiona la almadraba de Barbate, o Diego Crespo, consejero delegado de OPP, que tiene las restantes, también esperaban una subida de cuota en la última reunión del ICAAT y esta no se produjo, en buena medida porque fue la propia comisaria de Pesca de la Unión Europea la que echó abajo la medida. Es decir, la persona que tenía que velar por los intereses de los países miembros lanzó piedras sobre su tejado.

Y es que el funcionamiento de este organismo es bastante complejo. España no está representada como tal, sino que confía todas sus posibilidades a la postura de la UE. Eso sí, al menos se tiene la confianza de que la comisaria griega ya ha dejado su puesto a un maltés que, en principio, no parece tan reacio a seguir el consejo de los científicos y aumentar la cuota de pesca.

La comisión está subdividida en diferentes subcomisiones y también existe un comité permanente científico de todos los países implicados, así como otros que se ocupan de las finanzas o del cumplimiento de las normas.

En el ICAAT tienen voz y voto medio centenar de países que pescan el atún y demás especies migratorias. Además de los europeos hay otros como Marruecos, Argelia, Libia, Turquía, Egipto, Japón, Canadá, Uruguay, Estados Unidos, Brasil, Angola, Rusia, Costa de Marfil, China o México, sólo por citar algunos.

Según se desprende del informe científico al que ha tenido acceso la Comisión Europea, en estos momentos se está pescando menos atún del que se puede. Diego Crespo, consejero delegado de OPP, explicaba a este diario el pasado viernes que tras una reunión mantenida en Bruselas con los profesionales del sector se acordó que el rendimiento máximo sostenible de pesca del atún rojo salvaje para los países europeos alcanzaría las 23.256 toneladas, esto son 10.500 toneladas más de las que se han permitido en la última campaña. Estas toneladas se repartirían entre los diferentes países de la UE. En la actualidad, de esas 13.000 toneladas del Total Admisible de Capturas (TAC) de esta especie, 2.504 corresponden a España, que es el país europeo que más pesca atún. La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, pidió a la Comisión Europea que negocie este aumento en Génova y explicó que los pescadores españoles, sobre todo los almadraberos, han contribuido a la recuperación de la especie reduciendo de manera muy importante sus capturas. "Es justo que ahora vean una recompensa a su esfuerzo", dijo, y apuntó que la política del Gobierno español es apoyarse en los informes científicos que dicen que se puede pescar "más atún del que estamos cogiendo actualmente".

En la cita genovesa estarán tanto Diego Crespo como Pedro Muñoz, de la firma gaditana Petaca Chico y que a la vez es consejero delegado de Pesquerías de Almadraba SA, que tiene la concesión de la almadraba de Barbate. Pedro repetía a este Diario un discurso que ya ha comentado en más de una ocasión. "Llevamos tiempo diciéndole a los científicos que la especie se ha recuperado. Estamos notando como el atún, como depredador que es, está acabando con otras especies, y por eso vamos a pedir un aumento fuerte al ICAAT, que no se quede en un 4 o un 5%", dijo.

Aunque el programa de la reunión del ICAAT está cambiando constantemente, en la web de este organismo figura el martes como el día en que se reunirá la subcomisión SUB2 que es la que se encarga del atún. Sería a partir de las once de la mañana, aunque también hay fijados encuentros de esta misma comisión para el viernes y el sábado. Los representantes gaditanos van a Génova sabiendo que se juegan buena parte de su futuro inmediato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios