Última hora Confirmado un segundo concierto de Alejandro Sanz en Cádiz

Viviendas Irregulares

La sombra de la cárcel en tu propia casa de Conil

  • Un tribunal decidirá si Juan Jesús Ramírez, de 34 años, entrará en prisión por construir su casa en Conil

  • La zona donde se asienta la vivienda será urbanizable en unos pocos años

Juan Jesús Ramírez, junto a su novia, Petri y el hijo de ambos de ocho meses en la vivienda construida en 2007. Juan Jesús Ramírez, junto a su novia, Petri y el hijo de ambos de ocho meses en la vivienda construida en 2007.

Juan Jesús Ramírez, junto a su novia, Petri y el hijo de ambos de ocho meses en la vivienda construida en 2007. / D.C. (Conil)

Juan Jesús Ramírez, un vecino de Conil de 34 años, es uno de los 14 afectados por un expediente judicial por haber construido una vivienda en situación de irregularidad. El lunes, día 23 de diciembre, se reunirá un tribunal judicial para decidir si entra o no en prisión por este asunto.

Juan Jesús, su novia Petri de 34 años y el hijo de ambos, Aday, un menor de ocho meses, se enfrentan a la peor Navidad de sus vidas. Este vecino de Conil recibió hace cuatro años una demoledora sentencia definitiva que implicaba una sanción económica, la demolición de la vivienda construida en la zona de Pocito Blanco y dos años de prisión para él.

Como tantos otros vecinos de Conil y de muchos otros municipios, en unos terrenos de su padre se puso a construir una casa en el año 2007. Cuando tenía la plataforma sobre la que iba a ir la vivienda que tenían en mente, les llegó una sanción del Ayuntamiento por no haber solicitado licencia de obras, algo que no podían hacer, porque por aquel entonces, esos suelos, al igual que ahora son rústicos y no se podía edificar en ellos.

Según relata Juan Jesús, se fue al Ayuntamiento y se pudo reunir con el entonces concejal de Urbanismo y el de Campo, quienes, según apunta, les dijeron que “eso no era problema, que eso era igual que a todo el mundo y que iba a pagar esa sanción, pudiendo continuar la casa, que no pasaba nada”. Y así hizo, culminó su casa, a la que se fue a vivir con su pareja, y siguiendo con su trabajo y su vida.

En el año 2012 la Fiscalía de Cádiz le hace llegar una denuncia, citándole para un juicio por construcción de vivienda ilegal, al carecer de licencia urbanística. Y ahí, asegura, comienza su calvario. En 2015 sale una sentencia, que ya no es posible recurrir, y en la que le imponen una sanción económica, con la obligación de devolver a su estado original la parcela e imponiéndole una orden de ingreso en prisión por un plazo de dos años. Desde entonces, está acudiendo a todos los estamentos que puede, incluido el Defensor del Pueblo Andaluz, pero el día 23 un tribunal decidirá si entra o no en prisión.

Juan Jesús reconoce que realizó la construcción de su vivienda a sabiendas de que era algo ilegal, aunque se acoge al alto precio que cualquier casa tiene en Conil, todas por encima de los 200.000 euros. Además aprovechó la cesión de una zona en la que están sus familiares, y que en unos años se puede convertir en urbana no consolidada al estar contemplada dentro del avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Solo en esta parte del municipio se asientas unas viviendas con los servicios básicos de agua y luz, y pagando los impuestos y tasas municipales como cualquier otro vecino de la población.

El sábado unas 3.000 personas se echaron a las calles de Conil pidiendo una moratoria hasta que esta zona sea urbana y que se paralice el ingreso en prisión de Juan Jesús Ramírez, que se ve impotente ante esta situación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios