Provincia de Cádiz

Los sanitarios gaditanos atrapados en Uzbekistán están ya de regreso

  • Este jueves aterrizarán en Alemania y mañana a Barcelona y Sevilla

Los sanitarios en el hotel de UZbekistán donde estaban alojados. Los sanitarios en el hotel de UZbekistán donde estaban alojados.

Los sanitarios en el hotel de UZbekistán donde estaban alojados. / D. C.

Los sanitarios de hospitales gaditanos que habían quedado atrapados en Uzbekistán tras el cierre de fronteras vuelan ya de regreso. Así lo ha confirmado este miércoles el PSOE, que afirma que "aunque no ha sido nada fácil conseguir que accedan a un avión por fin están de vuelta".

Tras el cierre de  fronteras de la Unión Europea el 17 de marzo y el cierre de las fronteras rusas al día siguiente por la crisis del coronavirus, estos profesionales de los hospitales de Cádiz y Jerez no tuvieron manera de regresar a España de un viaje turístico, que iniciaron el día 7 tras asegurarse que no había problemas, contaron a Diario de Cádiz.

Según cuenta el PSOE gaditano en una nota, con la diputada Eva Bravo "en contacto permanente con los afectados, sus familiares, el consulado y las autoridades españolas", varios vuelos con escala en Estambul fueron anulados a última hora, debido al caos al que está sometido el tráfico aéreo internacional en estos momentos. Pero, tras varios intentos, “hemos logrado trazar una ruta con varias escalas que permitirá tenerlos de vuelta hoy mismo en Múnich, tras aterrizar en Alemania viajarán a Barcelona, donde pasarán la noche y ya mañana viajarán desde Cataluña a Sevilla”, se ha congratulado la diputada. 

Carmen López, José Méndez, Javier Bua, Rosa Pacheco, Inmaculada Toro, Carmen Palacios y Juan Carlos Gallego vuelan en estos momentos hacia España tras uno días donde "se han vivido situaciones de inquietud". Los sanitarios están adscritos al Centro de Transfusiones, Tejidos y Células de la provincia, con sede en el Hospital de Jerez, y a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Puerta del Mar de Cádiz.

Bravo ha agradecido al Cónsul Honorario de España en Uzbekistán, Carlos Alberto Martínez Ferrero, su implicación en las gestiones desde el primer momento y ha querido “dar las gracias a los afectados por su paciencia, a las familias por su comprensión, así como a las autoridades del Ministerio de Asuntos Exteriores. "Ha sido un trabajo colectivo en el que todos hemos arrimado el hombro”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios