Sanitarios atrapados en Uzbekistán "Estamos asustados por nuestros hijos y familiares"

  • Seis sanitarios de los hospitales de Cádiz y Jerez se encuentran atrapados en Uzbekistán y tratan de volver a España lo antes posible

Los sanitarios, en el hotel en el que se alojan en Tashkent.

Los sanitarios, en el hotel en el que se alojan en Tashkent. / D.C.

“Nuestras familias están cada vez más inquietas porque no ven el día de nuestra vuelta. Y nosotros estamos asustados por nuestros hijos y familiares. Queremos que nuestro país se implique para que nuestra vuelta no se demore. Sabemos que la situación en España está desbordada, pero para esto está el Ministerio de Exteriores”. Carmen Palacios, auxiliar de enfermería en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Puerta del Mar de Cádiz, habla desde Tashkent, la capital de Uzbekistán. Allí se encuentran atrapados ella y otros cinco sanitarios que trabajan en la provincia de Cádiz. “El desánimo empieza a hacer mella”.

El grupo partió de España el pasado día 7. Un viaje turístico. Pero antes se pusieron en contacto con la embajada rusa en Madrid para recabar información. No se fueron sin saber que no había problema, que podían viajar a Rusia sin temor. Eso les aseguraron. En España comenzaba a asomar entonces la crisis pero aún había poca gente alarmada.

Tras un recorrido por varias ciudades rusas, los seis sanitarios recalaron en Uzbekistán. Y el pasado lunes, tras haber recibido las noticias que les mostraban la grave situación por la que atravesaba España, se trasladaron a la capital, a Tashkent. El cónsul les comunicó que desde esa ciudad partiría un vuelo en el que regresarían a casa. Pero allí se encuentran aún.

“Estamos a la espera de que nos informen sobre cuándo vamos a salir de aquí. No sabemos el lugar del destino ni sabemos qué día viajaremos. Todo esto nos impacienta y nos inquieta”, dice Carmen. Con ella, forman el grupo José Méndez, Javier Bua, Rosa Pacheco, Inmaculada Toro y Carmen López, que trabajan en el Centro de Transfusiones del hospital de Jerez. “Todos somos sanitarios y vemos que allí hace falta gente para trabajar. Y nosotros estamos aquí todavía, cruzados de brazos, en esta situación que nos supera un poco”.

Carmen comenta que saben que las embajadas estarán haciendo su trabajo pero que consideran que es muy lento todo. “A nosotros”, dice, “no nos llega directamente la información. El cónsul de Tashkent está en contacto con nosotros, y es cierto que está muy pendiente de nosotros, pero las gestiones desde Rusia, que es desde donde tienen que mover todo esto, van un poco más lentas. Imagino que porque tienen que ubicar a los que vayamos a ir en el avión. Pero claro, como ya llevamos aquí desde el lunes, pues se nos hace muy cuesta arriba”.

“Porque además”, añade Carmen, “no tenemos noticias claras que nos digan una fecha o que hay posibilidades para tal día. Estamos un poco agobiados”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios