Provincia de Cádiz

La reparcelación de Miralrío supera su último examen técnico

  • Urbanismo confía en que antes de fin de año la EPSA comience a ejecutar la urbanización de un parque industrial cuyo desarrollo se analiza la próxima semana

Transcurridos casi cinco años desde que el consejo de administración de Emsisa diese por unanimidad su visto bueno al pliego de condiciones del polígono industrial de Miralrío, periodo de tiempo en el que, no sin cierta desesperación y escaso éxito, los empresarios han demandado a los gobiernos de turno el desarrollo de una iniciativa que consideraban fundamental, los técnicos de la Gerencia de Urbanismo han informado de forma favorable el proyecto de reparcelación del rebautizado parque industrial.

Dicha aceptación técnica, que fue hecha pública ayer por la delegada del área, Cándida Verdier, despeja un poco más el camino de una actuación que podría comenzar a ser una realidad antes de que finalice el presente año.

"Si todo el proceso que queda pendiente (ahora dicho documento de reparcelación será sometido a exposición pública para, seguidamente, aprobarlo definitivamente) se desarrolla con normalidad, en unos meses se aprobará el proyecto de reurbanización y, a renglón seguido, se abordará la adjudicación y ejecución de las obras". Una empresa, la referida, que será acometida por la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) por un importe de 18.638.471 euros.

"No cabe la menor duda", añadió Verdier, "que nos encontramos ante una noticia de gran relevancia para el desarrollo económico, comercial e industrial de la ciudad y que", resaltó, "ha sido posible a que hemos logrado desbloquear un proyecto que se ha llevado 17 meses guardado en un cajón".

La delegada municipal de Urbanismo, que señaló que aún siguen en pie los criterios que allá por el 2004 se fijaron para primar el traslado al nuevo recinto industrial de empresas del casco urbano, la puesta en marcha de proyectos industriales de nueva implantación por parte de empresas o cooperativas públicas o el impulso a actuaciones que supongan la generación de empleo e inversión en I+D, apuntó que, "no obstante, y en respuesta a la nueva realidad económica, la próxima semana nos vamos a sentar con los miembros del Consejo Económico y Social para, entre todos, ver qué desarrollo es el más apropiado".

Un análisis que ya anunció el propio alcalde en el acto que celebró con los agentes económicos en el Moderno y que podría motivar algunos cambios en el proyecto inicial que precisarían del consiguiente respaldo técnico y jurídico.

De este modo y a la espera de lo que pueda deparar ese encuentro de la próxima semana, Verdier recordó que el nuevo parque industrial de Miralrío, con una superficie de 399.915 metros cuadrados, contará con un total de 196 parcelas de superficie dispar, para dar respuesta a las distintas necesidades empresariales.

La mayor de las parcelas previstas, de 17.798 metros cuadrados, estará destinada a uso de "industrial especial", mientras que otras 59 serán para gran industria, disponiendo de superficies de entre 6.000 y 24.000 metros cuadrados (dos de 6.214 metros cuadrados; ocho con 24.327; cuatro con 14.451; 15 con 15.298; 10 con 11.878; 10 con 10.714 y otras 10 de 9.959).

Por lo que a empresas de industria menor se refiere, éstas dispondrá de 136 parcelas de 6.831 metros cuadrados cada una.

Asimismo, el proyecto de reparcelación también recoge unos terrenos de 17.547 metros cuadrados destinados a parque comercial y 15.992 a espacios deportivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios