Provincia de Cádiz

El quinto gasero para Navantia, lejos de ser ya una prioridad

  • El mercado de reparación de cruceros sigue al alza con la entrada de un nuevo buque, el 'Aida Cara' en el dique de Cádiz

Parece difícil que, ni siquiera a medio plazo, llegue a los astilleros públicos de la Bahía de Cádiz un nuevo contrato en forma de gasero. El quinto buque de estas características que en su día anunciaron Navantia y Gas Natural para construirse más que probablemente en Puerto Real, a día de hoy ha dejado de ser una prioridad, parece que por las dos partes.

De una, la de Gas Natural, porque cuando aún las negociaciones seguían vigentes (no es que se hayan roto, simplemente han dejado de mantenerse a este respecto) el principal problema era lograr la financiación adecuada que permitiera hacer cuajar la operación. Además, ya tenía cuatro unidades contratadas que son las que verdaderamente necesitaba para la ruta EEUU-Japón. Hay que recordar, en este sentido, que este quinto gasero (mejor dicho, su anuncio) llegó después de que la presión que llegaba desde Cádiz, sobre todo por parte de las plantillas de los astilleros, lograran un acercamiento entre el ministro de Industria, José Manuel Soria, y la empresa gasista.

Sin embargo, la otra parte (Navantia) parece que ha dejado de presionar en este sentido habida cuenta de que maneja otras prioridades, como es la vuelta al mercado de los petroleros con los cuatro buques sí contratados (con la previsión de un quinto buque para comienzos de este año y un sexto a lo largo del ejercicio) para hacerse entre Puerto Real (la mayor parte) y Ferrol. Eso sí, de momento sólo se han puesto las quillas. Los trabajadores siguen a la espera de que lleguen las planchas de acero, algo que se prevé ocurra en la próxima primavera.

No obstante, Navantia no entierra ni mucho menos su apuesta por el mercado de los gaseros. Ahora mismo se encuentra inmersa en el diseño de su particular gasero, con ingeniería propia, que le haga presentar a futuro en los mercados una oferta atractiva para numerosos clientes y que, además, sea atractiva financieramente. Se evitarían así maniobras como la llevada a cabo con los petroleros, donde se ha tenido que a aliar con la competencia (el astillero coreano de Daewoo) para que el acero y el diseño salgan más baratos.

El que sí sigue al alza en la Bahía es el mercado de reparaciones de cruceros. Ayer mismo se conocía que el próximo día 26 (en todo caso, a finales de mes) entrará en uno de los diques de Navantia en la capital el Aida Cara, un buque de la compañía Aida (que pertenece a Carnival).

Fuentes de la empresa pública de construcción naval detallaron ayer que el astillero gaditano acometerá los trabajos de reparación que se prolongarán durante 11 días, empleando a unas 350 personas. Las mismas fuentes explicaron que se trata de una "varada reglamentaria" durante la que se acometerán "trabajos de varada generales". Eso sí, Navantia quiso aclarar que no tiene ningún acuerdo cerrado para reparar los cruceros de Carnival. Finalmente, han incidido en que se trata de una "varada estándar" y "reglamentaria" del buque.

Habrá que esperar para conocer qué nuevos cruceros recalarán en los próximos meses en el astillero de la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios