Provincia de Cádiz

Los proyectos eternos

  • Las últimas declaraciones de la consejera de Obras Públicas sobre la futura estación de autobuses sacan a la palestra las actuaciones 'vendidas' y no ejecutadas

La construcción de la estación de autobuses de El Puerto es uno de esos proyectos de los que se viene hablando desde hace más de una década sin que llegue a materializarse. Unas veces son problemas económicos los motivos del retraso, otras la lentitud de la burocracia y en ocasiones la cosa se complica además si hay varias administraciones implicadas. En el caso de la estación de autobuses es necesario poner de acuerdo a tres partes: por un lado el Ayuntamiento portuense, por otro el actual propietario del terreno, el administrador ferroviario Adif, y por otro la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, que tendrá que ejecutar y financiar el proyecto.

En una reciente visita a la ciudad la consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar, aseguró que por parte de la Junta está garantizada la consignación económica para las obras, pero que antes el Ayuntamiento deberá ceder el suelo para la construcción del nuevo edificio. En este punto, el Ayuntamiento se encuentra desde hace meses a la espera de la cesión del suelo por parte de Adif, su actual propietaria, sin que hasta el momento haya habido noticias al respecto. La última reunión a tres bandas para hablar de la estación de autobuses se celebró el pasado mes de febrero y entonces se pusieron sobre la mesa las dificultades que están retrasando la operación, entre otras cosas las compensaciones que reclama Adif antes de la cesión para no ver mermado su patrimonio. Tampoco está claro aún el proyecto en el que se basará la futura estación de autobuses, ya que algunos de los servicios y zonas comunes podrían ser compartidas con la de trenes. Así las cosas, todo está demasiado en el aire aún como para poder hablar de un próximo inicio de las obras, a pesar de la consignación de más de 800.000 euros que tiene la Junta en sus presupuestos para ello.

Este proyecto que se eterniza es tan sólo uno más de tantos. Hay actuaciones de las que se viene hablando desde hace más de una década y aunque algo se avanza, no terminan de arrancar, como es el caso de la urbanización de La Florida, un proyecto residencial vendido a bombo y platillo por la Junta de Andalucía. El que estaba llamado a ser un modelo urbanístico para Andalucía lleva años haciéndose esperar, desde que la Junta convocara en el año 1999 un concurso de ideas para la urbanización de estos terrenos. Desde entonces hasta ahora mucho ha llovido y sin embargo todavía no se ha construido ni una sola de las más de 3.000 viviendas que se levantarán en este enclave. El ex presidente de la Junta, Manuel Chaves, incluso acudió a la ciudad en el año 2006 para dar su apoyo a este ambicioso proyecto, cuyas primeras viviendas iban a empezar a construirse en el año 2008, aunque de momento no se ha puesto ni un ladrillo y ahora la preocupación es primero que se inicien los trabajos de urbanización de la zona.

Otro proyecto estancado es el de Santa Clara. Aunque parece que ya se va viendo algo de luz, con la financiación para las viviendas tanto de la Junta de Andalucía como del Ayuntamiento, lo cierto es que las administraciones han necesitado siete años para estar aún a las puertas de la construcción de los pisos que van a sustituir a las ya derruidas viviendas sociales que se levantaron en la zona y que fueron un estrepitoso fracaso de la política social y urbanística de la Junta. Ahora, los vecinos de la cercana barriada de José Antonio (que serán realojados en los nuevos pisos en su mayoría) esperan que de una vez por todas arranquen unas obras que no terminan de creerse. El Ayuntamiento, por su parte, iniciará en unos meses la construcción de las nuevas viviendas municipales de la zona, destinadas exclusivamente a los jóvenes.

Y hablando de proyectos a los que no se les ve el final, no se puede dejar de citar el caso del campo de rugby, una iniciativa que ya arrastra quince años de espera y que a pesar de los lentísimos avances habidos en los últimos años (tras varios cambios de ubicación, ya se sabe que irá en Las Salinas) sigue a la espera de tiempos mejores.

Finalmente, el caso del Ayuntamiento de la plaza Isaac Peral también es digno de mención, ya que aunque Ayuntamiento, Junta y empresa adjudicataria han llegado al fin a un acuerdo que permite desbloquear el final de las obras, la rehabilitación del edificio ha sufrido un retraso de más de tres años desde que finalmente empezaran las obras, aunque en realidad se lleva hablando del proyecto mucho más tiempo. En este caso, cuando ya las administraciones se habían puesto de acuerdo y la consignación presupuestaria estaba conseguida, problemas añadidos como los retrasos causados por el mal tiempo y las excavaciones arqueológicas motivaron un problema con la empresa adjudicataria que terminó por enquistarse y las obras están aún a la espera de su reinicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios