Provincia de Cádiz

Los propietarios, dispuestos a relajar el precio de sus viviendas con tal de vender

  • Un informe inmobiliario detecta una diferencia de un 34% entre el valor inicial y el final

Poco más del 12% de las viviendas que se vendieron en Andalucía a lo largo del pasado mes de julio se ubicaban en la provincia de Cádiz. Si en la comunidad autónoma andaluza se llevaron a cabo un total de 6.588 compraventas en esas fechas, 813 se produjeron en suelo gaditano.

 

Los analistas inmobiliarios hablan de que se detecta una recuperación del pulso en este sector, al que se le echan las culpas de buena parte de los males ocurridos desde el punto de vista económico a nivel mundial. Es más, se detecta una recuperación de las cifras equiparables a las registradas en 2011.  Hacía cinco años que en la provincia de Cádiz no se daban unas cifras de compraventa de viviendas como, por ejemplo, las registradas en el primer trimestre de 2016.

 

En Cádiz se compran y se venden más viviendas. Para ello se hace fundamental el hecho de que los precios de reajusten y se adapten realmente al mercado, de manera que los propietarios son cada vez más conscientes de que para vender hay que ajustar y reajustar, calculadora en mano, los precios que inicialmente ponen a sus casas.

Un informe elaborado por Cávaca Inmobiliaria incide en que esa "brecha" existente entre el precio de las viviendas que se ponen en venta y las que realmente se venden aumenta. "Es por ello por lo que el dato importante no es si los precios bajan, se estancan o incluso suben, sino el gap que hay entre lo que los propietarios piden y lo que los compradores terminan pagando por esas viviendas", según René Pérez, gerente de la citada firma que ha elaborado este informe.

 

Cávaca considera crucial conocer en cuánto se cuantifica esa brecha, si lo que se desea es vender pronto una vivienda, "y no perder tiempo en caso del propietario, ni equivocarse pagando más de lo debido en caso del comprador que se encuentra en búsqueda activa del inmueble".

 

Este informe indica que en la provincia de Cádiz ha aumentado en lo que va de año este "bug" o "brecha", llegando a 51.252 euros la diferencia entre el precio de salida de una vivienda tasada en unos 150.000 euros y el precio final de la venta, es decir, más de un 34%.

 

Hasta ahora, los propietarios optaban por dejar que sus carteles de "Se vende" envejecieran en sus balcones antes de doblegarse a las tendencias reales del mercado.

La mentalización del vendedor está ayudando a la recuperación del índice de compraventas. De hecho, el informe indica que en 2011, el dueño de la casa llegaba a bajar su precios una media de un 27%, que no es poco, aunque este porcentaje se ha ido incrementando notablemente entre el citado período y el actual año 2016. El escalón más pronunciado o el despertar de los compradores de la provincia más drástico se ubica, según Cávaca en el año 2015, fecha en la que el propietario pasó de rebajar más de 34.000 euros su bien a bajarlo 45.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios